domingo, septiembre 30, 2012

Preventorios: Mi familia en los medios

Hace una semana empecé a contarte las experiencias que mi madre y sus hermanos habían tenido en los preventorios que la dictadura tenía por España. Es un tema que está ahora empezando a salir, porque durante décadas esos niños y niñas han guardado silencio, muchos de ellos traumatizados por lo que allí pasaron, otros callados simplemente porque querían olvidar un mal recuerdo. A estas alturas no se trata de pedir nada, sólo del derecho a hablar, de que cuando contamos las cosas, empiezan a pesar menos. Los que organizaron esta red de centros ya habrán muerto y los cuidadores también, así que no se trata de pedir nada a nadie, ni siquiera responsabilidad. Sólo es que algo que ha estado oculto, como tantas cosas de la dictadura, se sepan. 

Decenas de miles de niños y niñas pasaron por allí y guardaron silencio. La otra mitad de España no se enteró de nada, como solía pasar. Ahora por lo menos se está haciendo lo posible para que estas historias salgan a la luz y las tres historias de mi familia, además de en este Blog, ahora se han publicado en el periódico 20 Minutos.  Que está haciendo una gran labor dando a conocer decenas de experiencias como estas que yo te he contado, todas muy parecidas y cada cual más dura y aterradora. Por suerte muchos padres habrán muerto sin saber lo que de verdad pasaron allí sus hijos. Si quieres leer todas las historias puedes visitar el Especial Preventorios.

Entre todas las historias que se han contado están las de mi madre y mis tios, los mismos textos que han salido en el Blog están ya publicados en el periódico:

La historia de mi madre Preventorio de Guadarrama
Especial Preventorios: “Cuando venían nuestros familiares a vernos, todo cambiaba

La historia de mi tío en el Preventorio de la Sabinosa
Especial Preventorios: “Al que se daba la vuelta en la siesta sin darse cuenta se le sacaba de la cama y se le pegaba

La historia de mi tía en el Preventorio Doctor Murillo de Guadarrama
Especial Preventorios: “Éramos muy pequeños y nos sentíamos indefensos en manos de mujeres crueles y nada piadosas

Y no queda ahí la historia, ahora les han llamado de Antena 3 para que vayan a contar sus historias, así que poco a poco cada vez se va a ir sabiendo más. Por fin las personas que durante tiempo han callado tanto, ahora se va a saber. El martes por la mañana entrevistan a mi tío en la serie de programas que sobre los preventorios está haciendo esta cadena todas las mañanas, así que si te interesa el tema, no te pierdas lo que cuente mi tío. 

1 comentario:

  1. Me llamo Rosi y yo estuve en el Preventorio de Guadarrama en el año 1952 y volví en el 1955. Yo viví todo aquello y confirmo que es cierto. Y todavía se dejan cosas atrás, como son las duchas con estropajos de cuerda, los accesos a las duchas eran unos pasillos largisimos con muchas corriente y frío, donde esperabamos desnudas que nos tocara nuestro turno para ducharnos. Nos secaban con toallas que pasaban una y otra vez, de una niña a otra. De vez en cuando la retorcian,(caía mucha agua) y seguían secandonos. En el año 1955 fuí con mi hermana y estando en la fila para entrar en el comedor paso una niña corriendo, y a la que estaba delante que llevaba gafas se las tiro sin querer. Le pregunto la señorita Mercedes de la sala verde aunque nosotras estabamos en la azul, que quien la había tirado las gafas? La niña dijo que había sido mi hermana y esta señorita sin preguntar siquiera la dió una paliza de tal manera que empezo ha echar espuma por la boca mi hermana, tirada en el suelo. Yo lo único que pude hacer era llorar ya que era muy pequeña, nos amenazó con sacarnos al parque por la noche si deciamos algo a las visitas. Mi hermana le guarda tanto odio a esa señorita que durante muchos años estuvo pensando en que cuando fuera mayor se la iba a devolver. Con 17 años volvió al PREVENTORIO para hablar con esa señorita, pero el preventorio ya no existía creo que era una residencia de ancianos. Por si alguien lo duda espero que sean suficientes los testimonios de todas las niñas. No escribo con ningún ánimo de lucro, simplemente cuento parte de mis vivencias en ese preventorio con sus cuidadoras. Cuando nosotras estuvimos allí la directora era la Señorita Romana, que vivía con su padre(Don Pedro) y al lado estaba la famosa enfermería llamada la (casita) que era la casita del horror. La señorita Romana fue directora también de la guardería que yo iba en la calle Ferraz, doy todas estas señas para que no digan que todo esto son invenciones de las niñas que estuvimos allí. Os mando un beso a todas las niñas que allí estuvimos y lo sufrimos.Dejo mi movil por si quereis que contactemos 655275856

    ResponderEliminar