lunes, octubre 15, 2012

Restaurante Whaley's (Casa del Pez Feo)

En Edisto Beach hay una variedad bastante reducida de restaurantes, estamos comiendo sobre todo en el hotel, pero también apetece probar cosas nuevas, así que hemos ido a uno la mar de curioso, el Restaurante Whaley's. Un restaurante pequeñito que era una gasolinera y la han reconvertido, han dejado los surtidores en la calle como decoración y queda muy chulo, es algo original. No es un sitio muy grande, como te puedes imaginar por el local y tiene el baño en la calle, que nos ha dado para mucho cachondeito. Pero bueno, se trata de conocer toda clase de sitios y muchas veces los sitios así te dan grandes sorpresas. 
 

Es un sitio poco llamativo desde fuera, estas fotos sin simpáticas, por que nos va el cachondeo y nos lo pasamos bien en cualquier parte, pero no es un sitio que invite a un turista (que solemos ser más cobardes e ir sobre segudo) a entrar. 

Por que este es el restaurante, medio prefabricado y con el techo de chapa, Mari no quería entrar, jejejeje

Pero por dentro cambia mucho, es más acogedor y está super decorado, no hay un hueco. Tiene una zona de copas y una pequeña sala de comerdor.

La zona de comedor decorada con cosas de deportes y de pesca. Tan tópico que si que parece para turistas, pero es que es así y estas cosas a los americanos les encantan. 

Como en el viaje que hicimos desde Las Vegas por todo el centro de Estados Unidos, ahora también estamos teniendo experiencias muy auténticas. Van a tener una Luna de Miel que no van a olvidar. 

Este es el menú, que es muy reducido, ensaladas, sopas, pescado frito y sandwiches nada más. 

Pero lo mejor es la foto que sale en el menú, la del dueño, que es el camarero que está en la barra y en la foto viene la leyenda: "El camarero más vejo de Carolina del Sur. Vaya con cuidado puede ser un gruñón" y había unos paneles luminosos que ponía lo mismo todo el rato. Y la verdad es que el hombre en la barra tenía mala cara todo el rato, yo creí que sería por lo contrario, como forma de hacerse el simpático, pero creo que no, que es que de verdad es un cascarrabias. 

Y mi hermano estaba deseando probar algo que a mi me encanta, los Crab Cakes, pasteles de cangrejo, hechos con carne de cangrejo y vegetales, que me vuelven loco y me quedé con ganas que Lucia y Paco los probasen. 

Y unas bolitas de queso rebozadas que tenían buena pinta y estaban riquísimas. 

Y yo me pedí un bocadillo con carne y una cosa que no había visto nunca....

Es que el bocadillo se come mojándolo... tienes un vaso con salsa y vas mojando y mordiendo... muy rico la verdad, algo muy curioso.

César se pidió unas alitas de pollo con salsa barbacoa, que eran enormes, aquí no sé que le dan de comer a los pollos que te ponen unas pechugas o unas alitas de algo que en España llamaríamos pavos. 

Mari se pidió una hamburguesa con salsa teriyaki que para mi fue el plato más rico de todos. 

Ñam..ñam...

Y Javi, el más sano de todos esta vez, se pidió una ensalada de pollo que también estaba muy buena. 

Y de postre tarta de queso con chocolate... 

No te puedes fiar de un sitio por su apariencia, porque aunque por fuera sea muy cutre y tenga el camarero más enfadado del Estado, se puede comer muy bien y probar cosas originales y nuevas. Otra experiencia más para la saca!!!

2 comentarios:

  1. sonia g2:37 p. m.

    Qué buena pinta! Ummmmm! Y vaya caritativa del camarero! En vez de cuidado con el perro, cuidado con el dueño! Jeje
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Ha sido una visita divertida jejejej

    ResponderEliminar