martes, octubre 23, 2012

Snorkel y Pesca en Key West

Hoy hemos tenido una de las aventuras más divertidas de todo el viaje. Hemos alquilado un yate y nos hemos ido a un arrecife coral en medio del mar a hacer snorkel en un santuario salvaje de tortugas marinas y luego nos hemos ido a pescar peces con unos resultados increíbles. A Javi y a mi ya sabes que nos encanta el submarinismo y el snorkel, tenemos la licencia y cada vez que podemos no perdemos la oportunidad de meternos debajo del agua. Cesar y Mari son de la superficie para arriba, a ellos les encanta pescar con caña, así que se han encargado ellos de preparar esta aventura en Key West para hacer lo que a los dos nos gusta y el resultado es que nos lo hemos pasado genial y hemos visto cosas que ni de broma esperábamos. Si la entrada del Hotel Casa Marina, Waldorf Astoria de ayer te gustó, esta te va a encantar. ¡Empieza la aventura!




La idea de la aventura es simple, 4 horas en la barca, saliendo desde una marina cerca de Key West yendo mar adentro para pasar hora y media haciendo snorkel y otra pescando en zonas donde el mar es más bajo por la presencia de arrecifes de coral. 


Ni que decir que nosotros no llevamos el barco, tenemos al Capitán Chuck, que es quien lleva el barco y hace que seamos chicos buenos. El yate tiene metros de eslora y tiene su cocina, baño y zona de estar abajo, aunque nosotros nos hemos pasado todo el tiempo en la parte de arriba disfrutando del paisajes marino. 


Una cosa muy chula que hemos visto son los peces voladores, que salen literalmente corriendo por encima de las olas y andan fuera del agua decenas de metros a toda velocidad. Esto les sirve para escapar de los peces carnívoros cuando les atacan y en nuestro caso se asustaban del barco y salían corriendo.
 Hemos hecho un recorrido de unos 40 minutos desde Key West hasta llegar a la zona de Western Sambo, una reserva ecológica de cría de tortugas y langostas, donde se puede nadar, pero no se puede pescar nada. 



Y este es el Capitán Chuck, muy majo y se nota que acostumbrado a trabajar con la gente. Muy profesional.


Y a llegar Cesar, Javi y yo al agua, que Mari eso del snorkel no la llama nada y más sabiendo que aquí hay muchos tiburones.


Y yo deseando meterme en el agua, me encanta el snorkel, poder meterme hasta el fondo y tocar a los animales. 


Javi es el precavido de los tres y era el único que llevaba el chaleco salvavidas.


Y los tres sirenitos justo antes de entrar al agua


Y nada más entrar, como llegar a otro planeta, cambian los colores, cambia la perspectiva y el horizonte se llena de unos seres maravillosos. 


Las tortugas son verdaderos monstruos, nada de tortuguitas pequeñas, son grandes como un Seat 600


Y me ha gustado hacer esto porque hemos ido a nuestro rollo, normalmente hemos ido con un grupo o una excursión de crucero que tienes que ir todo el rato con el grupo. Aquí nos hemos tirado al mar y allá nos hemos ido los tres con total libertad y Mari se ha quedado durmiendo como un angelito en el barco.


Ni que decir tiene que nos hemos pasado del tiempo y luego hemos tenido menos para pescar, pero una vez en el agua hemos empezado a ver las maravillas y hasta que no nos hemos dado cuenta de la hora no hemos vuelto al barco, nos podríamos haber quedado horas.


Hemos llevado la cámara submarina de Cesar, así que te puedo enseñar algunas cosas. Estamos en un arrecife de coral vivo, así que los colores es como entrar a un episodio de dibujos animados, todo se llena de color con unos corales de color morado, verdes, amarillos o azules. 


Cesar que ha hecho snorkel menos que nosotros estaba entusiasmado, los arrecifes son explosiones de peces de colores, miles de ellos de todos los tamaños y colores, mires donde mires ves esta belleza. 


Y lo más alucinante de todo han sido las langostas, cuando he visto la primera he llamado a Cesar y Javi corriendo para cogerla, que nos hemos destrozado los dedos, porque tienen un caparazón lleno de puas que me voy a pasar dos días para poder volver a coger algo con las manos. La historia es que luego hemos visto otras decenas y decenas de langostas y las más grandes que he visto en mi vida. Si aquí se llega a poder pescar tenemos cena para hoy para medio Key West. 


Hemos visto meros de decenas de kilos de grandes y peces pequeñísimos de colores fosforito que son una chulada. Las fotos no pueden hacer justicia de la maravilla que se ve cuando se hace snorkel.


Hemos visto también centollos, estrellas de mar de colores preciosos, langostinos, morenas, gusanos, medusas y un largo etcétera. 


Y lo alucinante han sido las barracudas, unos peces que llegan a medir hasta dos metros que son más agresivos y peligrosos que los tiburones. Hemos visto alguna de más de un metro de largo, de hecho nada más entrar al agua una se pegó a nosotros y no dejó de seguirnos hasta que la espantamos. Si son peligrosos, pero se asustan de ti tanto como tú de ellas.


Somos unos afortunados por tener la oportunidad de disfrutar de esta maravilla.


Hemos salido del agua a la fuerza, porque nos teníamos que ir a pescar, que era lo que Mari tenía más ganas, que la pobre se había quedado en el barco. 


Y tras nuestra aventura toca la suya....


En la zona del snorkel no se puede pescar, así que nos llevan a otro arrecife donde nos dicen que si queremos podemos hacer submarinismo a la vez que pescamos... menos mal que no.. ya verás por qué...


Los grumetillos...


Y llegamos al sitio de la pesca... Javi no ha pescado nunca, así que no tiene ni idea de si le va a gustar o no y yo hace un montón de años que no pesco, por que siempre me ha resultado super aburrido, eso de estar todo el rato pendiente de la caña a ver si algún pez le da por picar... siempre me ha parecido de lo peor. 


Y al llegar el Capitán Chuck pone cebo en el agua y decenas de peces empiezan a llegar


Y empezamos los 4 a pescar...


Y no pasa ni un minuto para que Mari coja el primer pez ¡En mi vida he visto algo tan rápido!


Y enseguida yo...

Y un verdadero no parar... un pez detrás de otro...

Hasta Javi que no había pescado en su vida ha pescado sus peces. 


No sé la de peces que hemos pescado en una hora, por lo menos 20. En la publicidad del barco te dicen que si no pescas por lo menos 3 peces te devuelven el dinero, porque es una locura, no paran de picar. 


Y este que lleva Javi es un pez que se come y está además muy bueno, pero todos los hemos devuelto al mar y hemos usado unos anzuelos muy grandes que no se clavan en el pez y tal y como los cogíamos los soltábamos de nuevo sin daños. No me gusta hacer daño a ningún animal y menos por deporte. 


Mira mamá ¡He cogido un pez tan grande como Javi!


Y ahora el momento pánico de la tarde.... me picó un pez en medio de la locura pescadora que teníamos y cuando empecé a sacarlo del agua notó un tirón brutal, la caña se me dobla hasta casi tocar el agua y yo tirando como un loco, cuando la presa está llegando a la superficie vemos una barracuda gigante. Pesqué un pez normal, pero el depredador este al ver al pez lo atacó y me lo llevé enganchado. La cara de pánico al ver salir el bicho te puedes hacer una idea, pero vamos, que no dejé de tirar, aunque el pez fuese gigantesco.  Al final la barracuda soltó mi pez y se escapó, aunque se llevó medio pez.. que no veas que cara de susto al sacar mi pez partido por la mitad.... Mari todavía se está riendo de mi. Y aquí la foto de lo que quedó de mi pobre pez, que no veas que lástima me dio. 


Y tengo que decir que no fue mi única víctima de la tarde, por que en otro acto de pesca surrealista, estaba sacando un pez cuando al llegar a la superficie una gaviota apareció de repente, cogió el pez y salió volando... ¡Con el pez todavía sujeto por el sedal a la caña de pescar!


Se nos ha pasado el tiempo volando, ha sido una aventura genial. Volvemos los 4 que no paramos de hablar de todo lo que nos ha pasado en este día de peces, bichos y ataques marinos. 


Y a la vuelta el momento simpático del perrito en la tabla de surf navegando entre los yates.

9 comentarios:

  1. Me están encantando estos días que estais pasando en Key West.....Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:36 a. m.


    Ana Urba:

    David, me ha encantado esta entrada. Todo lo relacionado con el mar me gusta. Gracias por mostrarnos los "fondos marinos" aunque sé que las fotos no hacen justicia en estos casos.

    A mí me gusta mucho el snorkel. Lo practiqué en las aguas de Polinesia y todavía lo tengo en la retina. Es un espectáculo único. El fondo del mar parecía un jardín y los peces de colores, algo precioso para recordar.

    Me alegro que soltárais los peces después de pescarlos, yo también lo hago. Si fuera para comer....pero cuando es por diversión me gusta devolverlos al mar.

    ¡Qué bonito todo! Pero volved a la realidad que ya os quedan poquitos días para la vuelta je je.

    Muchos besos a los cuatro.

    ResponderEliminar
  3. Que día mas divertido!!
    Estoy segura que las fotos que has puesto del fondo del mar, aun siendo bonitas, no le hace justicia!!!
    Os veo a todos muy profesionales con las cañas de pesca!!
    Un beso a los cuatro.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:04 a. m.

    Jaajjaaj,tú si no montas el número revientas!solo te ha faltado caerte al agua con los tirones de la barracuda. hoy sí que he sentido verdadera envidia de no ver esas maravillas que tenemos en nuestros mares.bsss y a seguir disfrutando.Mamen

    ResponderEliminar
  5. Marymarisol11:58 a. m.

    Hola a todos muass!!!!!!!!!!
    Me lo pasé genial, fué una aventura muy bonita y que bien se duerme en los barcos con el vaivén de las olas,jajajajaja. Yo no sé ni nadar ni bucear, por eso el snorkel y yo no somos amigos.
    La jornada de pesca fué bueniiiiiiisima, por supuesto la Mari la Best( toma inglés,jajajaja), mi Javi como un campeón porque para una persona que nunca ha pescado, no veas que destreza tiene y que bien suelta los peces del anzuelo sin que sufran daño. Mi César es casi tan buen Chanquete como yo y muy bueno pescando. Pero el momento estelar de la tarde fué David y su cara, parecía un mochuelo cuando abre los ojos por primera vez jajajajajaja, to sorprendido con su medio pez,jajajajajajaja.
    Bueno sus dejo, un beso para toda la gente del Blog pero 2 muy grandes pa los mis nenos,ciao.

    ResponderEliminar
  6. Sonia g2:52 p. m.

    Ohhhhhhh! Una verdadera maravilla!!

    ResponderEliminar
  7. Se ve que fue una tarde muy divertida !! Una maravilla el fondo marino,es alucinante ver la cantidad de peces que pescaron, menos mal que lo devolvieron al mar ¡¡ Eran tan lindos !! no quiero imaginarme la cara de susto de David cuando vio a su medio pez jajajaa y una nota al margen;Cesar nunca toma sol ??? es que se ve tan blanco ese chico. besos a los cuatro !!!!

    ResponderEliminar
  8. Me encantaaaaaaaaaaaaa,, todo lo de estos dias,,que chulada y que guapos estais en las fotosssssss,,,,besitosssss

    ResponderEliminar
  9. Lola Ariza4:09 p. m.

    Que excursión más bonita!!

    Lo que haceis con los peces me lo estaba imaginando, porque sé lo amantes que sois de los animales.

    Que mal rato lo de la barracuda con el medio pez, pobrecito!!, pero es la ley que el pez grande se come al chico.

    Muchos Besos

    ResponderEliminar