lunes, noviembre 19, 2012

Restaurante: El Fogón de los Arrieros

Este fin de semana hemos tenido la grata responsabilidad de acompañar a Alberto y Vero en su elección del restaurante de celebración de su boda. Mónica y Álvaro nos han llevado a un restaurante en Moralzalzar, en la Sierra de Madrid, un sitio que les gusta mucho a ellos, el Restaurante El Fogón de los Arrieros. Un restaurante de carne tradicional que es llevado por argentinos, mezclando las tradiciones madrileñas y castellanas con las carnes argentinas, una mezcla con muy buen resultado. También una buena oportunidad para reunir en una gran comida a diferentes grupos de amigos, he decidido cambiar el lema del Blog a "Los amigos de mis amigos son mis amigos" por nuestro gusto por reunir a personas que no se conocen entre si y que con el tiempo terminan siendo amigos. Hoy lo hacemos en el Restaurante El Fogón de los Arrieros.

  Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Moralzalzar está en la Sierra de Madrid, al norte de la provincia, no muy lejos de Navacerrada, es una zona de las que nieva todos los años y hace frio. El edificio, como todos los de la zona es de piedra y tiene ese encanto de los edificios de montaña. 
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
La casa se llama "Las 4 Eles" y el nombre del restaurante procede de "El Fogón de los Arrieros", un programa de radio de Argentina que se emitía desde Buenos Aires para "Radio Mundo" en los años 60 que hizo muy popular el folklore del país. 
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Al llegar tiene muy buena pinta, llegamos antes que los novios y nos gustó mucho a todos
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Las mesas tienen mucho espacio entre ellas, son mesas grandes. Muy bien vestidas y con un ambiente muy bien creado, con música pop de ambiente y un juego de luces perfecto. 
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
No tiene capacidad para demasiadas personas, se puede reservar online.Tiene las paredes de piedra y el resto con un toque rústico, pero moderno. 
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Además con el día de lluvia y otoñal que hace, es un sitio perfecto, se antoja muy acogedor. 
Restaurante: El Fogón de los Arrieros

Restaurante: El Fogón de los Arrieros

Restaurante: El Fogón de los Arrieros
La carta es completa, basada en las carnes españolas y argentinas y algo de pescado (muy bueno también) y una carta de vinos pequeñita, pero siempre se encuentra algo que está bien, no es caro. Nosotros optamos por vino blanco por los entrantes que pedimos y optamos por un vino de Rueda, que últimamente es por el que más pedimos, además el que tenían como de la casa estaba muy bueno.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Mi niño y mi niña
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Me encanta esta foto :-)
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y al llegar nos pusieron unos aperitivos de crema de atún que estaban muy ricos.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y las mejores empanadas argentinas que he comido en mi vida. Siempre en los restaurantes argentinos las solemos pedir, pero estas son las mejores que he probado, además la salsa chimichurri que hacen también muy buena y con las empanadas, una delicia.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y pedimos una ensalada de queso de cabra con frutos secos e higos que nos encantó a todos, un contraste de sabores muy bueno. Además a mi me encantan los higos y en la ensalada quedaban deliciosos. Tengo mis dudas que el queso fuese de cabra, pero estaba igualmente bueno.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y la ensalada de ventresca con pimiento verde y una salsa de pimiento rojo... una delicatesen!
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Láminas de boletus a la plancha, con lo que me gustan las setas ya sabes que he disfrutado este plato, que las setas estaban deliciosas.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y también revueltas con huevo y jamón.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Lucia se pidió el bacalao, que estaba muy bueno, el plato muy bien presentado y las cantidades correctas. No te quedas con hambre, pero tampoco es algo exagerado.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Este es el bife argentino, el plato estrella del sitio. 

Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y yo me pedí el solomillo al Foie y tengo que decirle a los del restaurante que el paté/Foiegras no es Foie y que no se puede sustituir, habían puesto paté sobre el solomillo en lugar del foie que ponía en la carta y claro, resultaba mucho más salado y nada que ver con la delicadeza del foie, me pareció algo cutre, pero bueno, se podía quitar y el solomillo estaba bueno.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros

Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Sonia, se pidió unos escalopines de ternera, como Paco, que estaban como mantequilla, se deshacían en la boca.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y Vero y Alberto, como buenos futuros esposos compartieron plato. 
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y ahora viene lo malo, tengo que decir que la comida es una verdadera delicia, PERO EL SERVICIO ES UN AUTÉNTICO DESASTRE... una decoración tan cuidad, una comida exquisita y un servicio terrible. Se equivocaron en todos los pasos de la comida. Desde las bebidas mal, los postres mal, los entrantes mal... eran rápidos subsanando el error, pero ya es cansino que se equivocaran todo el rato y hoy es uno de esos días que me alegro mucho de tener este blog y poder contar las cosas que pasan. El trato fue muy bueno desde que llegamos, sobre todo el dueño que fue un encanto, pero la camarera una mujer rubia fue una auténtica estúpida y me callé por educación, pero ahora me quedo muy a gusto de poder contarlo. Cuando vimos la carta de postre había tarta de queso con mermelada de frambuesas y  helado de maracuyá (en dos platos diferentes), así que le pregunté a la camarera si la tarta de queso llevaba la crema ya o si la echaban para servir, ya que no me gusta, me dijo que no lo sabía y le pedí que por favor no le pusieran la mermelada a la tarta y que quería, además, un helado de maracuyá para el postre, y me suelta ¡Ya estás pidiendo demasiado! Se da la vuelta y se va.... me quedé simplemente helado...yo y todos los que estábamos alrededor, claro. ¿Cómo se puede ser tan grosero con un cliente? ¿Si pido dos postres mejor para ellos?, pienso yo, ¿A ella que más le da lo que yo pida?
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Como no podía se podía esperar menos de una persona así, no me trajo el helado y no se molestó en decir en la cocina que no me pusieran la mermelada sobre la tarta. Es una situación en la que no te quedan ganas ni de protestar, que sé que si llamo al dueño y se lo comento lo arreglan, como arreglaron todos los errores de antes, pero ¿Merece la pena? Voy a comer no a pelear. Pero ya estropeo por completo la experiencia, un sitio que nos estaba encantando, que la comida era deliciosa, el sitio precioso pero sensación muy agría a los postres....

La tarta de queso muy buena, pero habría estado más buena con helado de maracuyá....
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
El tiramisú de Lucia estaba muy bueno también, muy original.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y panqueques con dulce de leche de Mónica
Restaurante: El Fogón de los Arrieros
Y la tarta de chocolate de Sonia que no estaba muy buena, parecía de algarroba o algo así, no sabía a chocolate, sino algo amargo.
Restaurante: El Fogón de los Arrieros

Es difícil evaluar una experiencia así, por que la comida fue muy buena, el sitio es muy acogedor, buen vino, buena música.. que la bordería de la camarera puede ser algo puntual, pero demuestra poca profesionalidad y saber tratar al cliente. Que todos los que trabajamos de cara al público sabemos como somos las personas, pero hay que saber llevar a la gente y nunca cortar al cliente, que ya se sabe "El cliente siempre tiene la razón", si te pide dos postres o un café con anchoas, vendeselo que es tu trabajo. 

Al final la boda no se va a celebrar aquí, no sé cuanto de importante haya sido este incidente, pero está claro que no me gustaría que un camarero le soltase una fresca a uno de mis invitados. Aunque en un principio se dijo de celebrarlo allí y realmente habría sido un sitio encantador para hacerlo, hoy me ha dicho Vero que van a buscar otro sitio. Pues nada...a probar más restaurantes... jijijiji

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

10 comentarios:

  1. Manuela9:12 a. m.

    Que pena que por cupa de un mal servicio se vaya al traste una buena comida!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:05 a. m.


    Ana Urba:

    Hola chicos, me ha hecho ilusión ver esta entrada pues conozco El Fogón de los Arrieros. Tenemos amigos en Moralzarzal y es un sitio al que hemos ido, aunque ya hace un tiempo que no vamos.

    Deben haber cambiado el personal que atiende las mesas, y para mal, porque cuando yo estuve fueron amabilísimos.

    Es una pena que por unos camareros que atiende mal al cliente (como tú dices, el cliente tiene siempre la razón) el restaurante se vea como algo negativo pues el resto, es fenomenal. Ellos se lo pierden.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Manuela!

    Ya te digo! Fue una comida maravillosa con un jarro de agua fria al final, de todos modos es posible que haya sido algo aislado... ¡Pero como todo me pasa siempre a mi! jejejee

    Un besazo!
    DVD

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana!

    Los amigos que nos llevaron allí dijeron lo mismo, que siempre habían tenido un buen servicio, que era raro lo que había pasado, pero claro.. pasó.

    Pero mira, esto se arregla volviendo dentro de un tiempo a ver que tal :D

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  5. Hermoso lugar y las empanadas se ven riquisimas!! No hay nada peor que un mozo o camarera traten mal a un cliente ¡¡ Yo lo pongo en su lugar rapidamente !! Tengo la costumbre de cambiar los postres es decir si no me gusta la crema pido que la traigan con un helado a mi gusto si lo pago ¿¿ Cual es el problema ?? A veces los camareros estan de mal humor y fastidian al cliente pues no es mi problema llamo al dueño y lo pongo en su lugar ¡¡ Que tanto !! Besos a mis queridos chicos !!

    ResponderEliminar
  6. Hola Betty!

    Sé que hay que protestar, pero a veces uno se queda tan cortado que no sabe bien como reaccionar. En nuestro caso ademas con amigos uno no quiere hacer nada que les incomode. En fin, peor para ellos y es una pena, porque el sitio nos había gustado mucho.

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  7. Anónimo1:03 a. m.

    Con tanta investigación he llegado a este blog en el que usted relata con total detalle como fue su comida en el restaurante, la verdad es que le agradezco todos sus comentarios sobre el lugar y la comida, pero la atención al cliente es algo muy puntual y depende de diversos factores, ya que no creo para mi nada, que mi madre, aquella mujer rubia y estúpida le respondiera con mala intención, y si de verdad fue así es raro de extrañar no creo de ninguna manera que lo hiciese para desagradarles a ustedes. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Hola!

    Entiendo perfectamente que un comentario es algo puntual, pero como cliente, esa situación puntual es mi única situación en el restaurante. Mi opinión se ha visto forjada por ese momento puntual. No pienso mal y pienso que sus motivos tendría, pero la verdad es que fue un fallo y fue así.

    Un saludo!

    David

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1:12 a. m.

    Me parece correcto su idea y esta bien esta disputa porque nos ayudará con el desarrollo hacia el trato de nuestros clientes sin que situaciones como estas vuelvan ha repetirse tempranamente, pero usted entenderá mi posición , a ninguna persona le agradaría recibir un comentario desagradable de su madre, que despues comentada con ella esta situación , se quedó sorprendida y aunque no lo recuerda muy bien me afirmó que ella jamás lo dijo con mala intención pero a lo mejor, todo fue un malentendido.

    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Doy por sentado que fue un malentendido, pero como cliente, fue muy desagradable y sobre todo sin sentido. El sitio tiene buena fama y nombre. Pero mi experiencia como cliente negativa. He sido objetivo en lo bueno y en lo malo, como debe ser. No he querido hacer ninguna clase de comentario sobre su madre, faltaría más, sólo expresar como me sentí.

    Al final el perjudicado no fui solo yo, estábamos allí para decidir si celebrar allí una boda y tras estos fallos, no sólo ese sino los platos mal y todo eso se cambió de sitio. Yo les deseo suerte, el sitio es fantástico, sólo que hay cosas que no deben pasar, por que agrían la experiencia.

    Un saludo

    David

    ResponderEliminar