martes, mayo 14, 2013

Restaurante Sucot, Valdepeñas

El primer evento oficial de esta reunión, el pistoletazo de salida ha sido la cena en el Restaurante Sucot de Valdepeñas, muy cerca del Hostal Entreviñas. Un restaurante elegido por Nacho para que nos preparasen una comida típica castellana, quería que conociésemos los platos tradicionales de su tierra y probásemos la gastronomía relacionada con la vendimia. También ha sido la oportunidad de estar ya todos (aunque al día siguiente vinieron Mamen y Rafa) y tener nuestro primer momento de grupo. Tengo que decir que el Restaurante Sucot estupendo y el dueño un encanto que se esforzó al máximo por que estuviésemos a gusto.  El primero brindis a la salud de todos y por que haya muchas más reuniones como esta, por que la verdad, ya me faltan, que acabo de volver y ya los echo de menos a todos. 

Restaurante Sucot

Estar todos reunidos por primera vez ha hecho que aflore una de las cosas más me ha gustado de la experiencia. Nosotros no hemos sido los protagonistas, ni el centro ni nada. Nuestro miedo era tener que dividirnos entre todos, atender a todos los invitados, como los novios de una boda, para que la gente se sienta atendida, no se aburra, se divierta, etc. Nos preocupaba como repartirnos, como sentarnos para estar con todos, ir rotando en la mesa, comer separados para abarcar más etc. Estábamos preocupados por que todo el mundo se lo pasase bien, pero lo mejor es que no ha hecho falta nada de esto, desde el principio nos encantó ver como nosotros no éramos el centro, sino que el grupo es como una red donde todos conocen a todos. 
Restaurante Sucot
Nos sentamos en una gran mesa alargada, éramos 26 personas contando con María, nosotros llegamos más tarde por que fuimos a por Pibona y Feli y al llegar todo el mundo se había sentado y fue genial, ver como todo el mundo ya hablaba sin parar, reía sin parar, sin corte, sin vergüenza, todo el mundo super integrado. No tuvimos que hacer nada, salvo sentarnos y disfrutar de la cena y la compañía. 
Restaurante Sucot
Creo que este fue ese primer momento en que todos fuimos conscientes de todos los que éramos, de que estábamos aquí todas esas personas que cada día cruzamos comentarios y vivimos experiencias, que se conocen de haber visto las experiencias y viajes con nosotros. Pero incluso aquellas personas que han salido menos en el Blog o no escriben como Maria; Rafa o Alicia estaban perfectamente integradas enseguida. 
Restaurante Sucot
Hubo una anécdota muy buena de Fausto, que decía que él era "consorte" pero que no le conocía nadie, por que la famosa era su mujer, pero que nadie sabía quien era él, cuando llegan Maria Jose y Felix y se va directa a él y le dice "¡Hola Fausto!"... no podía parar de réis y a Fausto se le puso una sonrisa de oreja a oreja. María José no pudo ser más oportuna, la verdad. 
Restaurante Sucot
Es curioso ver la mezcla entre personas de mi vida off-line con las personas de mi vida online. María lleva toda la vida en mi vida, aunque hemos tenido momentos en que nos hemos perdido más o menos la pista, ella fue mi mejor amiga, mi inseparable amiga en la primaria, en EGB. Es mi amiga de más tiempo, hace más de 30 años que somos amigos, que se dice pronto y lo mismo Rafa, su marido, al que conozco igualmente desde siempre (era uno de los malotes del barrio y ahora míralo de padre tan serio y responsable). Y ahora aquí rodeados de las personas que he conocido gracias a este blog y ya amigos de ellos también.
Restaurante Sucot
Próximos compañeros de viaje... que se han animado a venir con nosotros a Miami en Noviembre. Teníamos ganas (muchas ganas) de hacer un viaje con ellos a Miami (Christian lo conoce muy muy bien, por que vivió allí una temporada) y cuando les dijimos que íbamos no dudaron en acompañarnos, así que volvemos a tener viaje entre amigos al que luego se unirá Eva para pasar Acción de Gracias, que seguro que será otra divertida aventura del blog. 
Restaurante Sucot
El  Restaurante Sucot nos encantó, es una antigua bodega restaurada y ahora es un espacio más moderno. El servicio es excelente y está en la zona de restaurantes y ocio de Valdepeñas. 
Restaurante Sucot
Nos han preparado un paseo por la excelencias de la gastronomía manchega. Con los platos tradicionales haciendo incapié en los platos relacionados con la vendimia, que son los que tienen más peso en la historia de Valdepeñas, ya que es tierra de vinos. 
Restaurante Sucot
Por supuesto empezamos con queso manchego, que me encanta, ese sabor y ese cuerpo del queso, hasta cuando estamos en Miami siempre está en nuestra cesta de la compra, por que los americanos comen muy malos quesos, pero este si que le encuentras. 
Restaurante Sucot
Hemos bebido vinos de Valepeñas, por supuesto. Los vinos de esta tierra no tienen mucha fama, son más conocidos como vinos de mesa, pero a todos nos sorprendieron con unos vinos excelentes en la cena, un blanco muy rico y suave y unos tintos que nos gustaron mucho, nada que ver con la imagen de vino rasposo que tenemos de estos vinos, fueron muy buenos y creo que todos coincidimos con la alegría y sorpresa de ver los vinos que se hacen aquí. 
Restaurante Sucot
El marketing hace mucho (hace que compremos una cosa en lugar de otra, de hecho) pero a veces hay que mirar más allá. Valdepeñas ha perdido la batalla del marketing en sus vinos que tienen poco nombre, pero por lo menos estos, son vinos buenos. 
Restaurante Sucot
Y probamos las migas, tenía que ser, por que las migas manchegas tienen fama y son uno de mis platos favoritos en el mundo, así que fue una gran alegría verlas. Estaban muy buenas
Restaurante Sucot
Pisto manchego, que es el plato más famoso y que bueno estaba!!
Restaurante Sucot
Una plato con muchas opiniones diferentes, las gachas, con chorizo y carne, se tomaban para desayunar durante la vendimia. Un plato contundente en calorías, aunque con poco sabor. Nunca había probado las gachas, ni siquiera las dulces y no me han hecho mucha gracia.
Restaurante Sucot
Y esto estaba delicioso, una crepe rellena de morcilla con piñones y miel. 
Restaurante Sucot
Y por supuesto de postre, torrijas. Yo ni olerlas, pero a todos les gustaron mucho, sobro todo a Javi que es el loco de las torrijas. 
Restaurante Sucot
Para las personas que no comimos torrija nos prepararon unas fresas con chocolate que estaban deliciosas. 
Restaurante Sucot

Restaurante Sucot
Y este es el dueño, que nos atendió con mucho esmero y estuvo pendiente de todo. Nos hemos sentido en el Restaurante Sucot y en general en todo Valdepeñas muy bienvenidos y nos han tratado genial. 
Restaurante Sucot
Y que miedo ver la cara de Eva, seguro que planeando alguna maldad con Sonia. 
Restaurante Sucot
Y fue genial ya desde el primer momento viendo a unos y otros, tan divertidos, con tanto en común en realidad. Aunque seamos personas tan diferentes, de perfiles tan distintos, luego nos hemos compenetrado genial. Todos compartirán conmigo la sensación de ser, ahora más que nunca, una gran familia. 
Restaurante Sucot
Y Nacho, la estrella de este viaje, nos tenía preparada otra sorpresa, que empezó a repartir sin saber nosotros nada. Es un regalo para todos que nos había preparado. 
Restaurante Sucot
Y se lo fue dando a las mujeres. 
Restaurante Sucot
Una a una, aunque no sé por que sólo a las mujeres (aunque yo me callo que me dio también... cosa que ahora que lo pienso me preocupa jejejejeje).
Restaurante Sucot

Restaurante Sucot

Restaurante Sucot

Restaurante Sucot

Restaurante Sucot

Restaurante Sucot
Y finalmente la sorpresa, la preciosa sorpresa, unos imagen de Valdepeñas que había encargado a una asociación de personas con problemas psíquicos que se ganan un dinero haciendo pequeñas manualidades como estos imanes, que están pintados a mano. 
Restaurante Sucot
Y la sobrina de todos, la niña del grupo, Maria. Este angelito que llama la atención allá donde vaya por esos preciosos ojos y su simpatía. Sobre todo se ha ganado el corazón de Verónica, que congeniaron desde el principio, que la llama Tita Vero.
Restaurante Sucot
Hemos comido muy bien en el Restaurante Sucot y ha sido un arranque de la visita estupendo. 
Restaurante Sucot
No hay nada que te haga más feliz....
Restaurante Sucot
Que la verdadera amistad...
Restaurante Sucot

5 comentarios:

  1. Anónimo9:37 a. m.


    Ana Urba:

    Una cena estupenda llena de amigos.....muy bonito.

    Qué detalle el de Nacho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja... aún recuerdo la cara de sorpresa de Fausto cuándo le llamé por su nombre (claro que yo no sabía que estaba diciendo en ese momento que sólo era "consorte") Nada más lejos de la realidad !!!

    Nosotros nos sentamos en la cena frente a Alicia y Vero y prácticamente no sabíamos nada los unos de los otros, pero desde el primer segundo, y no digo minuto, fue como reencontrarnos con dos amigas de toda la vida.

    Y lo más importante que resaltaría de todo el fin de semana : NADIE habló midiéndo las palabras. Todos hemos hablado sin tapujos de nuestros buenos y no tan buenos momentos. Hemos desnudado nuestro alma con personas que nos han ayudado a comprender que la vida se compone de momentos y que los felices cómo los vividos este finde hay que guardarlos como un tesoro y repetirlos tantas veces como se pueda.

    Y sin duda, la personita que se ganó de inmediato nuestros corazones fue María. Una peque preciosa a la par que buenísima.

    Besitos para todos ( protagonistas y consortes )

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Maria Jose!!!
    La verdad es que Maria disfruto mucho y sus papis mucho mas por el cariño y la atencion que todo el mundo le presto.
    Es una satisfaccion muy grande como madre que todos fuerais tan tiernos con ella todo el tiempo
    Ya le contare cuando sea mayor por que tiene tantos titos y como empezo todo.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  4. Lola Ariza6:46 p. m.

    María un cielo de niña, preciosa y sin dar un ruido, y fué a todos sitios con nosotros.

    Noté vuestra cara de sorpresa cuando entrásteis al restaurante y nos visteis sentados y acoplados y hablando entre todos.

    Detallazo el de Nacho con los imanes que son preciosos, y no ha sido el único detallazo....bueno, me callo que no te quiero quitar la exclusiva.

    Muchos Besos para todos

    ResponderEliminar
  5. Verónica8:47 p. m.

    Muchissimas gracias a todos por estos días estupendos!,

    Realmente nos hemos sentido en una reunión familiar en la que podíamos disfrutar en todo momento el calor y el cariño que proyectabamos los unos por los otros.

    Con algunos de vosotros comentamos lo característico del grupo y la diversidad de edad. Aún así, nadie era diferente y no se crearon "gettos", todos éramos un gran grupo de gente maravillosa compartiendo un fantástico fin de semana. Qué energía más chula tiene este blog!!!

    Por supuesto tengo que comentar que entre todos había una personita con los ojos más bonitos del mundo que me robó el corazón: María. Cariño, tita Vero se acuerda mucho de tí, un beso enorme! ;-)

    Os mandamos a todos un besazo enorme y que tengaís un gran día!!!.

    Estamos C-O-N-E-C-T-A-D-O-S!!!


    Verónica + Chris + Max

    ResponderEliminar