sábado, febrero 22, 2014

Ya estamos en Estrasburgo

Ya hemos llegado a Estrasburgo. Han sido 1600 kilómetros de viaje y tras dos multas y mucho cachondeo por que sea yo el conductor ya estamos aquí. En el corazón de Europa, a sólo un par de kilómetros de Alemania. Al lado del Parlamento Europeo y un montón de instituciones de la Unión. Hace diez años de mi última visita a la ciudad y me la he encontrado cambiada, más grande, más ciudad. La llegada ha sido sin problemas, con tiempo para conocer a la familia que nos cede su casa estos días. Pongo el mapa de localización en Europa, que siempre viene bien saber por donde andamos. 


Ha sido emocionante para mi ver el primer cartel a la entrada a Alsacia. No soy muy patriotero, me gustan las ciudades de las que soy, Alcobendas, Madrid, Córdoba, Miami... y al final esta es la que me vio nacer, aunque es con la que menos contacto tengo. Así que le tengo un cariño especial, un cariño relacionado con la infancia, como sólo el niño que llevamos dentro puede tener con una ciudad que apenas conozco realmente. 

Estrasburgo
El pequeño niño francesito que llevo dentro se ha despertado cuando he empezado a ver los carteles de Alsacia y Estrasburgo. Por suerte acordándose de hablar francés, por que la familia no habla más que eso y me he tenido que entender sólo en francés y la verdad es que muy bien. Javi está impresionado de oirme hablar francés con fluidez y yo admito que algo sorprendido también. No es un idioma que en mi vida diaria utilice, pero me ha venido de maravilla ahora.  
Estrasburgo
También me gusta compartir esto con Javi, que es algo tan lejano en el tiempo en mi vida, que me gusta que ahora sea algo a compartir con él. 
Estrasburgo
Y bueno, aunque a todos os ha sorprendido mucho que conduzca. Lo hago de maravilla, pero Javi no me deja nunca conducir el coche grande, pero en lo cotidiano yo lo hago mucho. Y hoy, pese a la multa de ayer he vuelto a llevar el coche y sin novedad, jejejejeje
Estrasburgo
Impresionante ver una tormenta llevar y ver como a lo lejos ya empieza a llover. Con todos los kilómetros que hemos hecho, hemos podido ver todos los climas, hasta nos ha granizado.
Estrasburgo
Y para ir abriendo apetito, uno de los platos más famosos de la gastronomía alsaciana y que ya es conociendo en todo el mundo es la Choucroute. Un plato de col fermentada con salchichas y carne. 
Estrasburgo
Y termino nuestra llegada con esta preciosa foto de un fenómeno que nunca había visto. Un arco iris doble, que además estaban completos haciendo el arco del suelo al suelo. Algo espectacular que sea el presagio de una estancia mágica. 
Estrasburgo



3 comentarios:

  1. Anónimo9:27 a. m.


    Ana Urba:

    Bueno, ya estáis en Estrasburgo, esperamos que nos contéis muchas cosas de esa ciudad que me encantaría conocer. Preciosa imagen del doble arco iris.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenue à Estrasburgo !!

    Vaya cara más seria y de máxima concentración que tienes en la foto, jijiji
    Buen intento para lavar tu imagen al volante, pero ya no cuela, jajaja !!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Venga fotitosssss yaaaaaaa,,aunque ya he visto algunas de la casa y es una pasada,,,besitoss

    ResponderEliminar