domingo, marzo 23, 2014

Hotel en Tokio: Coco Grand Ueno Shinobazu‎

Sigo con nuestra desventurada llegada a Tokio, que como dice la frase de la película "Slumdog Millionaire": Al final todo sale bien y sino, es que no es el final. Llegamos al hotel que habíamos reservado, el Hotel Coco Grand Ueno Shinobazu‎ y nos dijeron que nuestra reserva la habían cancelado por que la fecha de entrada era el día anterior y al no presentarnos la cancelaron y habían dado una de las habitaciones. Pero que tenían dos, intentamos que nos diesen camas supletorias, pero nos dijeron que nada, que nos cabían en las habitaciones. Así que cogimos esas dos y Miguel se fue a buscar en los hoteles de los alrededores... un poco agobiados, pero menos, por lo menos teníamos ya dos habitaciones disponibles. En el peor de los casos a dormir al suelo alguno. Por suerte no fue difícil dar con una habitación en un hotel al lado. Para la siguiente noche si nos daban ya tres habitaciones en el hotel y para toda la estancia. Así que el susto de no tener donde dormir en Japón se solucionó rápido. 


Los hoteles de Tokio están al completo por que en Japón se tiene una semana de vacaciones al año. Pero la tiene todo el mundo a la vez. Así que todos los japoneses viajan esta semana a todos sitios. Y claro, la capital atrae a cientos de miles de visitantes, para una ciudad que tampoco es un destino turístico excesivamente preparada. Así que está todo al completo. De hecho la última noche del viaje no tendremos hotel, porque no hay nada y como el avión sale de madrugada, pasaremos esas horas en el aeropuerto como podamos. 


Cuando llegamos a la habitación, era de coña. Como puedes ver, la habitación es una cama con un escritorio a los piés. No tiene armario. 
Y el baño como ves es muy práctico, puedes darte una ducha mientras das de vientre... y el grifo del lavabo es compartido con la ducha. No veas que cachondeo hemos tenido con esto. 
Siendo sinceros, el Hotel Coco Grand Ueno Shinobazu‎ es extremadamente recomendable. Los hoteles en Japón son siempre pequeños, muy pequeños, lo sabíamos y esperábamos. Este hotel tiene mil detalles que la verdad están haciendo muy cómoda la estancia. Por que la habitación es mini pero tiene de todo, más que otros hoteles de super lujo que hemos estado. El espacio es entendible en un país donde todo es pequeño. Y la comodidad está asegurada por todo lo que tienes para hacerte la estancia muy cómoda. Como estos pijamas japoneses para bajar al SPA. 
El baño tiene más amenities que ningún otro que yo haya visto. Por tener tiene hasta tiras para los ronquidos. 
Y mi favorito, un cargador universal que tiene para todos los tipos de móviles. 
Y las vistas desde la habitación al Parque Ueno son una pasada, con vistas al Estanque del Loto. 
Eva y Miguel han tenido un segundo susto cuando el segundo día les han dicho de nuevo que no tenían mas que una habitación. Pero les han dado otra enseguida para los niños. La verdad es que ahora parecen que hablan algo más de inglés, pero sólo lo parece, pero en general no se enteran de nada de lo que les hables en inglés. 
Ellos tienen una habitación un poco más grande que la nuestra con la cama japonesa tradicional, que es el con el colchón en el suelo. 
El hotel está en una zona estupenda, porque está en frente del parque y al lado de la Estación de Ueno, que es de parada de varias de las redes de metro, así que desde aquí es muy fácil moverse por Tokio en Metro. El barrio tiene un montón de vida, muchas tiendas, karaokes y restaurantes. Cuando vuelva a Tokio, que seguro que volveré, me encanta esta ciudad. Este es el hotel al que yo vendría. 
Y tras tanta aventura nosotros nos ponemos nuestros pijamas y nos vamos al SPA que nos lo merecemos. 
Que tras tanto viaje, avión y sustos. No hay nada mejor que con todo ya resuelto un ratito en el jacuzzi. 
Y Javi en la sauna para quedarse nuevo. El hotel tiene un SPA pequeño, pero completo para relajarte. 
Que mira que buena cara se le queda a uno después de una sesión de SPA....

4 comentarios:

  1. Y yo que iba a intentar convenceros de que os pusieràis los pijamas y mi sorpresa ha sido que ya los habéis estrenado, jajaja
    Estáis muy auténticos !!!

    La habitación tamaño SX

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:56 a. m.


    Ana Urba:

    Bueno, por fin habitaciones.....aunque la verdad es una cosa un poco agobiante. Yo prefiero menos amenities y más espacio. Me encanta el cargador universal.

    Muy monos con los pijamas je je.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Manuela9:16 a. m.

    Bueno, ya mas tranquila!!
    Habeis podido dormir en cama. No lo tenia yo tan claro!!
    Las habitaciones se ven minúsculas, pero para dormir y una duchita, supongo que suficiente.
    Os veo muy autenticos con esos pijamas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Es obvio que yo con mi gordura jamás podré ir a Japon ¡¡¡ El baño es minúsculo !!! jajaja me encanta como les queda el piyama ¡¡ Besos !!

    ResponderEliminar