martes, marzo 25, 2014

Templo de Senso-Ji. Tokio

La primera vez que vine a Tokio, el Templo de Senso-Ji fue de lo que más me impresionó. Estoy acostumbrado a grandes catedrales y mezquitas, en comparación, mucho más grandiosas que este relativamente pequeño edificio de madera, pero tiene algo, es llamativo, tiene fuerza. Siempre hay tanta gente tan fervorosa, pero sin dramatismo. Con el carácter japonés en que la religión es algo igual para todos, pero con ningún sentimiento. Es el templo más antiguo de Tokio, fundado en el año 634. Para los japoneses es muy importante, durante la Segunda Guerra Mundial fue bombardeado y destruido, pero tras la guerra se reconstruyó y fue el símbolo de la reconstrucción del país. 

Templo de Senso-Ji

Es un precioso templo budista y para acceder a él hay que pasar una zona comercial que está super chula, que se llama Nakamise-dōri. Esto ha sido lo primero que hemos querido ver nada más llegar a Tokio. Está en el barrio de Asakusa. 

Templo de Senso-Ji
Esta es la puerta de entrada al tempo o Kaminarimon. Para llegar a un templo hay que pasar una serie de Toris o arcos que te van purificando según los pasas para llegar al templo con el alma lo más limpia posible. 
Templo de Senso-Ji

Templo de Senso-Ji
También se la conoce como La Puerta del Trueno. 
Templo de Senso-Ji
Este templo es conocido por que es de los más populares para venir a conocer tu suerte en el futuro. Por 100 yenes (70 céntimos) puedes sacar un papel de una urna que te dice como va a ser tu suerte. Si el papel no te gusta lo que dice, puedes dejarlo hecho un nudo en el templo y por otros 100 yenes probar a sacar otra suerte.
Templo de Senso-Ji
El templo está al final de la calle comercial de los antiguos artesanos y agricultores. 
Templo de Senso-Ji
En estos templos no se entra dentro, como en los de otras religiones, sino que uno entra al patio central y llega al templo en si y desde la puerta pide lo que quiera por medio de una sencilla reverencia y palmadas. Así que aunque haya mucha gente es una visita fácil.
Templo de Senso-Ji
Todo es tan colorista y divertido que me encanta. Además todo es buen rollo, buena suerte.. los monjes son encantadores y super atentos. 
Templo de Senso-Ji
El conjunto es grandioso. Japón es el país de la tecnología, pero luego tiene unos lugares tradicionales como este que hacen que merezca la pena venir a conocerlo. 
Templo de Senso-Ji
Esta parte se llama Hondō y es donde te paseas hasta llegar a la puerta del templo. Están las tiendas de objetos de la buena suerte. Tienen de todo para todo, para la salud, amor, trabajo, etc. Bendiciones para cada tema, etc. Muy bien montado y la verdad es que son cosas muy bonitas y llamativas. 
Templo de Senso-Ji
Cuando llegas a la puerta del templo, echas una moneda en ese cajón de madera grande. Das un paso atrás y dos palmadas. Haces una reverencia y agachado pides un deseo. Te yergues y das una palmada más y ya te puedes ir. Fácil y rápido.
Templo de Senso-Ji

Templo de Senso-Ji
El Nakamise-dōri mola un montón. Esta zona de souvenirs, dulces, regalos y artesanía tradicional. Todo orientado al turista japonés, que son la inmensa mayoría. Es un sitio genial para probar las cosas típicas de aquí. 
Templo de Senso-Ji
Eso si, gente hasta la bandera.
Templo de Senso-Ji
Y yo comiendo los crackers de arroz frito, que los fríen allí mismo y me vuelven loco. Cuando me vuelva a España, me llevaré un par de bolsas, por que son una delicia. 
Templo de Senso-Ji
Hemos visto un trozo de una función de teatro, que ahora entiendo que este teatro no triunfe en el mundo. Es super aburrido. 
Templo de Senso-Ji
Ahora es la temporada en que los almendros florecen y todo está decorado con sus flores. 
Templo de Senso-Ji

Templo de Senso-Ji
Y para comer hemos venido a un sitio que ya conocemos, que está justo al lado de la Puerta del Trueno, es un restaurante de Tempura que ya vinimos dos veces con Sonia cuando estuvimos la otra vez y nos encantó. 
Templo de Senso-Ji
Preparan ellos mismos el rebozado y lo hacen todo allí a la vista. Huele a fritanga que te mueres, pero la comida es deliciosa. 
Templo de Senso-Ji
Comes en una mesa bajita, descalzo y todo es muy auténtico. Tenían la misma carta que le hicimos una foto hace 4 años. Lo mejor es que los precios no han cambiado. Japón no tiene inflación, así que los precios son los mismos en todo desde hace 10 años, así que hay cosas que resultan muy baratas, como la comida, que en general es baratísima. En un restaurante así comes por unos 7 euros. 
Templo de Senso-Ji
Éramos los únicos occidentales. Es un sitio para japoneses, pero como lo conocemos, sabíamos ya lo bien que se come y como funciona todo. 
Templo de Senso-Ji
Mireia y Mikel alucinando con la experiencia. Sobre todo de tener que comer con palillos, que aquí no tienen otra cosa. 
Templo de Senso-Ji

Templo de Senso-Ji
Ha costado, pero el hambre agudiza el ingenio y al final han comido muy bien y le han cogido ya destreza a lo de los palillos. 
Templo de Senso-Ji
Mikel ha empezado ya fuerte y se ha pedido un plato de trozos de pescado crudo. Y le ha gustado, tenemos un japonesito aquí en camino. 
Templo de Senso-Ji
Y los demás tempura, que es el rebozado de ellos, muy fino y sabroso. 
Templo de Senso-Ji
Y el alérgico al pescado encantado de tener tempura de vegetales para comer. 
Templo de Senso-Ji

7 comentarios:

  1. Hola! Vaya gentío en el templo! Visto en fotos parece todo de mentira, los farolillos, los puestos de venta... Creo q es un sitio q si no lo vives en directo, pierde parte de su encanto. Así q tenéis mucha suerte de respirar esa espiritualidad japonesa que, a mi juicio, mola mucho. Como ejemplo me quedo con lo del papel con tu suerte que si no se te acopla, pues coges otro! Me gusta. Me da muy buen rollo esa manera de vivir la religión, sin sangre y siempre buscando la positividad y los buenos deseos. Con la comida me estáis dando muuuucha envidia, a ver si aprendéis alguna recetilla.
    Que li sigáis pasando fenomenal!! Un besote grande!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:43 a. m.


    Ana Urba:

    Precioso el templo, me encanta. Está bien eso de coger papelitos y si no te gusta lo que dice, lo cambias je je.

    A seguir disfrutando......Besos.

    ResponderEliminar
  3. Manuela1:00 p. m.

    Estoy con Lorena y Ana, está fantástico eso de coger un papelillo y si no te gusta lo que dice pues lo cambias....me encanta esa filosofía tan positiva!!
    Se ve todo a reventar de gente y que habéis comido fenomenal.
    Mireia y Miquel se han adaptado perfectamente a comer con palillos .... a mi me tendríais que ver en esa situación, acabaría cogiendo la comida con las manos. jejeje
    Un besito a los seis y que sigáis disfrutando!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Lorena!

    A mi me pasa igual. Me encanta la mentalidad japonesa en lo espiritual, tan ligera, tan positiva. Los templos son muy tranquilos, sitios para relax y meditar. Una religión sin pecados, sin miedo.
    De la comida ni te hablo, que me matas, estoy siendo muy feliz.
    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana!

    Los japoneses son muy así, a lo práctico. ¿POr qué quedarse con lo malo?

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  6. Hola Manuela!

    COmen ya todos como japoneses con los palillos, no es habitual que haya cubiertos, así que aprendes si o si. Estamos comiendo muy bien, soy feliz, jajajaja

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  7. Qué diferente es Japón!! Tiene que ser alucinante!! Y los platos de tempura... qué buena pinta!!! Un besooo

    ResponderEliminar