martes, junio 10, 2014

Restaurante Rosinella

Los últimos días en Miami nos hemos saltado la dieta, como viste ayer y hemos tenido las cenas de despedida con los amigos. Nos ha servido para descubrir un par de sitios nuevos que no conocíamos y que me encanta compartir. Una agradable sorpresa ha sido el Restaurante Rosinella, un restaurante italiano clásico en la zona de Brickell, en el Downtown de Miami. Es un pequeño restaurante junto a la zona de moda del centro de la ciudad, donde están otros restaurantes conocidos como el Dolores but you can callme lolita. Los chicos de la Chupi hemos quedado para una cena de despedida con Mikel, Jose, David y Josema. 

Rosinella

Esta vez volver a Madrid es más difícil, por que normalmente son las ganas de trabajar lo que nos hace tener ganas de volver, pero como ahora hemos estado trabajando, mucho y bien desde aquí, como que no hemos tenido tantas ganas de volver. Me gusta como nos hemos tomado todo en este viaje, esta calma y normalidad, ya no son vacaciones. Aquí con Javi y David, al que voy a echar de menos especialmente.

Rosinella
Volvemos a Rosinella, que es un restaurante muy tradicional, oscuro, como todos los restaurantes americanos. Con las paredes de ladrillo visto envejecido, que me encantan. 
Rosinella
El sitio es muy acogedor, es económico y el servicio es excelente. Trabaja un chico gallego muy majo, que siempre da alegría encontrar gente de España. 
Rosinella
La carta es genial con la señora Rosinella.
Rosinella
Nos han invitado a estas bruschettas de tomate natural con albahaca que estaban deliciosas. 
Rosinella
Y nos hemos pedido unas cervezas italianas, ya que estamos aquí vamos a hacerlo lo más auténtico posible. 
Rosinella
Y hemos pedido unos calamares fritos, por mi, por que me pirran. Es un plato que siempre me ha encantado. Ahora hemos abandonado los fritos en la dieta, así que ahora que los he visto en la carta me han apetecido un montón. 
Rosinella
Y una ensalada caprese de tomate y mozarella. 
Rosinella
Yo he sido bueno y he pedido un plato de dieta, con un atún muy fresco a la plancha con semillas. Delicioso 
Rosinella
Todos los demás se han tirado a por las pizzas, que eran muy finas, riquísimas. 
Rosinella

Rosinella
Como siempre, las cosas buenas se celebran delante de una buena comida. Nos toca ir terminando un viaje que ha sido divertido, muy especial y que hemos podido compartir con nuestros amigos. Hemos sido ciudadanos neoyorkinos, también miamenses... Y lo celebramos en un restaurante que me ha encantado, me lo apunto en la lista de favoritos. Cuando estemos allí y te apetezca pizza, recordemos este. 
Rosinella

2 comentarios:

  1. Anónimo8:07 a. m.


    Ana Urba:

    Buena pinta todo. Muy simpática la carta con la señora Rosinella en la portada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Manuela8:50 a. m.

    Todo se ve riquísimo!!
    Tu plato de atún tiene una pinta espectacular!!
    Bs

    ResponderEliminar