viernes, septiembre 09, 2016

Darlinghurst, el barrio gay de Sidney

Cuando vinimos a Sidney la primera vez nos alojamos en el centro de la ciudad, la zona financiera de rascacielos, moderna y fría. Por lo que nuestra impresión de la ciudad fue que era una ciudad moderna y cosmopolita, pero sin gracia. Ahora hemos elegido el barrio de Darlinghurst, un poco alejado del centro, pero uno de los puntos más vivos y alternativos de la ciudad. Donde vive más gente joven, profesional, internacional y centro de la vida gay de Sidney.


Australia es mucho más conservadora que España en el tema gay, aquí no hay matrimonio, de hecho los australianos se van a Nueza Zelanda a darse el "si quiero" por que es un país mucho más abierto. Aún así tambien es un país libre donde cada uno hace lo que quiere y este barrio es abiertamente gay y los clubs se mezclan con los heterosexuales con toda normalidad. Sólo que aquí, como buenos ingleses que son, van más lentos para los cambios. 

El barrio es muy chulo, nos encantó nada más llegar y sobre todo nos cambio por completo la imagen de la ciudad. Muy colorista, abierto, vivo, mucha gente en la calle, ruidoso...

La calle principal de Darlinghurst es Oxford St lleno de pequeñas tiendas de productos orgánicos, comida internacional, tiendas de ropa. Hemos comido en este restaurante thai que sale en primer plano y nos ha encantado. Y la imagen de ciudad cara que teníamos de Sidney ha cambiado mucho.
Todo el barrio está lleno de grafittis super chulos. 
Una cosa que nos gusta mucho son los carteles de las tiendas que se ponen bajo el techado que cubre todas las calles de la ciudad y es una manera muy practica de ir viendo los carteles con tiempo.
Si me lo dicen no lo voy a negar.....
Un barrio lleno de encanto y cosas por ver. Lejos del concepto de rascacielos y ciudad moderna que veremos en el centro.
Sidney tiene mucho aire de ciudad inglesa de costa. Una arquitectura muy británica, en bonito. 


Esta es la estación de bomberos del barrio que está frente a nuestro hotel, es preciosa y se construyó en 1912 y sigue funcionando aunque es un Monumento Nacional. 
Sidney tiene mucha presencia asiática, lo bueno es que puedes comer platos de cualquier país exótico y a muy buen precio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada