12 Años + 3 Años

Hoy mismo hace tres años de nuestra boda, tres años del día más féliz de mi vida y que dio comienzo a muchas cosas. Aunque siempre he creído que nada cambiaba con una boda, sobre todo nosotros que ya llevábamos años viviendo juntos. Pero si que han cambiado cosas, son detalles, aunque sea que la palabra “Marido” me llena la boca cuando la digo y no como antes que sonaba a falsa imitación.
Y hace unos días celebramos que llevamos 12 años juntos. Que hace que los tres de la boda suenen a poquito. 12 años sin habernos separado y 12 años enamorado hasta las trancas. Así que nos fuimos a celebrarlo, no un sitio muy lejos, que como anamos en maratón de trabajo previa al viaje (como siempre) hemos dejado las celebraciones “oficiales” para este fin de semana que nos vamos de balneario…. mmmmmm

Así que hemos celebrado, más modestamente, las dos cosas con una cenita en uno de nuestros sitios, el Wok Central, que está crequita de casa y nos encanta su cocina. Ya te he hablado del sitio, muy moderno, con una cocina muy buena y al ladito de casa.

De todos modos se trataba de celebrar. Estamos teniendo unas semanas muy estresantes, con muchas novedades en el trabajo, la “Ley de Murphy” siempre se cumple y cuando más tranquilos deberíamos estar para ir dejando cosas cerradas antes del mega-viaje, más cosas nos surgen que nos van liando más. El resultado es que nos venía muy bien una escapada así, una cena tranquila, los dos solos, aunque hables al final de cosas del trabajo, es otra situación.

Además, ya sabes que no tardamos demasiado en ponernos tiernos, que para eso se hacen estas cosas y empezamos a recordar cosas, como nos conocimos, cuando nos fuimos a vivir juntos, la boda, la Luna de Miel, nuestra primera casa…. esas cosas ñoñas que le salen a uno en una fecha como esta. ¡Es que son 12 años! Llevo un tercio de mi vida al lado de Javi, que con nuestro ritmo de experiencias, es como si llevasemos el triple.

La comida del sitio es muy buena, sin rollo ni pretensiones, pero muy alejada de lo que puede ser un chino tradicional, esto es más creativo, con muchos toques tailandeses, que sabes que me encantan, como estos fideos de arroz con cacahuetes.

Vieiras y gambas con cangrejo con salsa mahonesa japonesa… que es igual que la española. Desde que me puse en serio a perder peso he empezado a mirar el marisco y el pescado con otros ojos. ¡Estoy deseando llegar al Red Lobster en Miami para ponerme cerdo de marisco! ja ja ja ja

Y Javi, tan conservador él para todo, con su arroz jazmín y pollo con anacardos de siempre, que por más veces que cambiamos no cambia de platos. Y es que es uno de sus encantos, tengo que admitir, que seamos tan tan tan tan diferentes, pero a la vez seamos tan capaces que mantener todo tan bien los dos juntos para cada día crecer un poco más como personas y como familia. Hoy mismo me volvería a casar con él con los ojos cerrados y estos 12 años me saben a muy poco, espero disfrutar de muchos más junto a él.

Queda muy bien que me ponga todo tierno y romántico y haya dejado para el final de la entrada del Blog esta foto en la que parece que me falta un hervor… tambien es una prueba de lo que me tiene que querer Javi para mantenerme a su lado… ¿O el amor no es cosa de dos?


¡Gracias por compartir este día con nosotros! Y muchas gracias por compartir tu tiempo y tu vida estando a nuestro lado por esta ventana a mi corazón que es el Blog.

Experiencias relacionadas

13 Opiniones

  1. Manuela
  2. Manuela
  3. Susana
  4. JesúsyDavid
  5. Anónimo

y tu ¿qué opinas?