Adiós India

El viaje toca a su fin, cuando no nos hemos dado ni cuenta de que este día ha llegado. El viaje ha sido tan interesante e intenso que los días han pasado uno detrás de otro con tanta rapidez, que cuando dijeron que al día siguiente nos íbamos pensé que no era verdad. Ha pasado el tiempo tan rápido que para mi fue ayer cuando estábamos llegando, no me creo que ya hace una semana que llegamos a India. No es que no quiera volver a casa, echo de menos a Thor, hay cosas importantes en el trabajo, nos vamos a poner a dieta, etc, pero tengo la sensación de que en India queda tanto por ver que es como levantarnos a mitad de la película para irnos.

Soy el primer sorprendido de hablar así, ya sabes que venía a este viaje con pocas espectativas y mucho miedo. Todo ha quedado en nada, muchas alertas eran desmedidas y lo incómodo era soportable, lo demás todo ha merecido mucho la pena. Creo que la mejor manera de demostrar que es un gran viaje es decirte que volvería, sin duda, me encantaría conocer Bombay, Calcuta, Benarés, Goa, Nepal, etc. Y tambien lo recomiendo, mucho, con unas normas básicas de seguridad e higiene es un viaje interesantísimo y se aprende y conoce un mundo fascinante. Si tienes dudas por miedo, pierdelo, merece la pena.

Aquí Javi rellenando los visados de salida. Los trámites indios y los controles de seguridad son interminables. Desde que hemos entrado al aeropuerto, hasta que hemos estado sentados en el avión hemos pasado 9 controles de seguridad, tanto de pasaportes como de escaneres y cacheos. Creo que hacen tantos tan repetitivos porque no se fían ni de ellos mismos, entonces lo repiten todo varias veces por si alguno de ellos no lo hacen bien o está comprado.

De todos modos en general los indios son puñetero desastre, habíamos hecho el check-in por Internet antes y nos han dado las tarjetas de embarque de los asientos que yo había cogido, pero al ir a subir al avión nos los han cambiado “a mano” porque no eran para nosotros (de hecho es que había cogido asientos en primera clase, jejejeje pero fallo de ellos por ponérmelos para elegir pese a volar en turista).

Volvemos con las mismas lineas aéreas que a la venida, así que ya las conocemos. Lo bueno es que el vuelo sale a las 2 y media de la madrugada, por lo que vamos todo el viaje durmiendo. Es una gran idea que los vuelos largos sean así, porque las 9 horas de vuelo se han pasado en menos de dos, nada más subir nos hemos quedado todos durmiendo, nos pusieron la cena y no la tocamos y ya ni me di cuenta cuando la quitaron. Me despertaron ya para desayunar cuando quedaba poco para llegar a Bruselas, así que el viaje de vuelta ha sido como un sueño.

Cuando nos hemos dado cuenta ya estábamos en Bruselas. Que esta vez no hemos tenido que matarnos corriendo como a la llegada, que debió haber tanto lío por ser Semana santa, porque ahora todo ha ido como la seda y hemos llegado con tiempo de sobra al avión.

Tanto como para irnos a desayunar gofres belgas, que a la llegada nos quedamos con las ganas. Los gofres se inventaron aquí y es donde mejor los hacen, la pena es no poder llevárnoslos porque eran frescos y para el lunes para la oficina iban a estar secos, pero habría sido una agradable sorpresa para el desayuno.

La parada en Bruselas ha sido muy corta porque sólo ha sido una hora, pero con los controles y tal se ha pasado enseguida. Tengo que admitir que estaba deseando perder de vista a los indios, sé queda muy feo decir esto, pero contigo me gusta ser sincero, son tan maleducados y guarretes, que cuando he llegado a Bélgica y todo volvía a ser ordenado, limpio, civilizado… me ha encantado. Nosotros tenemos costumbres muy diferentes a ellos y los choques son inevitables, que estando allí es normal, pero yo ya quería volver a poder respirar con normalidad, que para los olores soy muy escrupuloso y lo he llevado fatal, cada vez que te cruzas con alguien se te encoje la nariz.

Así que volver a un entorno con todo el mundo tan blanquito, tan duchadito, todo el suelo tan limpio, la gente tan educada, respetuosa, me ha encantado. No es un prejuicio, aunque sé que lo parece, es la verdad.

Y cuando vinimos puse a parar a Brussel Airlines porque los asientos eran incomodisimos, sin embargo ahora hemos tenido muchísima suerte, pero mucha mucha, porque nos pusieron atrás del todo y el avión no iba lleno por completo, justo lo de atrás iba vacío  así que nos cogimos una fila entera para cada uno, tres asientos por cabeza para poder tumbarnos a placer. Así que otro viaje que ni me he enterado, nada más despegar me tumbe a lo largo y he dormido como un bebé hasta que nos han despertado cuando llegábamos a Madrid Barajas. Así que el viaje de vuelta ha sido una maravilla, todo durmiendo y sin darnos ni cuenta, cuando hemos querido darnos cuenta ya estábamos entrando en casa con las maletas. Además la persona que nos ha recogido en Barajas un profesional muy bueno, tanto que le he pedido sus datos para que cuando tengamos que hacer otro lo haga él y cuando alguien nos encargue un traslado para la agencia, se encargue él de nuestros clientes, como este mismo martes que se van 4 personas del Blog para Nueva York y le vamos a pedir que los lleve él.

Y de regalo el despegue de Bruselas con vistas al Atomium (arriba a la derecha en la foto) y a la ciudad.

El viaje a India termina para nosotros, pero tengo para más de una semana de Blog, el viaje ha sido tan sumamente intenso de hacer cosas y luego con los días que estuve malo que no pude mantener el ritmo,  así  que tengo muchas cosas muy chulas que contarte, te las iré contando esta semana y así mantengo dos publicaciones (o más) al día, cosas como que hemos montado en elefante, en “helicóptero indio” (tricicleta), los palacios de Jaipur, etc. Además ya sabes que me encanta irme quedando con las curiosidades de cada sitio, así que te iré contando cosas de la idiosincrasia de la India.

El viaje termina, pero hay mucho que contar y enseñarte. Ha sido un viaje fantástico, muy recomendable y un gran descubrimiento. Si te lo habías planteado no te lo dudes la próxima vez. Y ahora a pensar en el próximo…

Experiencias relacionadas

9 Opiniones

  1. Juanito
  2. Merce
  3. Carmen

y tu ¿qué opinas?