Boda de Vanesa y Mario

Hoy nos toca brindar por el amor de una pareja que por fin se casa. El que el blog lleve ya tantos hace que esto sea como un «Gran Hermano» donde podemos seguir la vida de todos los que formamos parte de esta familia. Hoy estamos muy contentos de compartir un momento tan único y especial como este con Vanesa y Mario, que se nos casan. Después de tantos años al lado de Vane, del Critter como la llama su padre o Tamagotchi como la llamo yo, estamos encantados de estar a su lado este día. 
Vane, como casi todo el mundo, ha tenido una vida sentimental complicada, nosotros hemos estado siempre a su lado en cada historia, pero el día que conocimos a Mario, instantaneamente dijimos ¡Por fin! Era él, lo sabíamos. Un tio cariñoso, interesante, guapo y sobre todo músico, vamos la media naranja de Vanesa. 

Pocas parejas pueden llegar a tal grado de complicidad, de cariño, respecto y entendimiento. Entre ellos hay una química especial y hoy hemos sido nuevamente participes de esto con una boda muy diferente a las demás, muy personal, muy sentimental e íntima. Divertida y melómana.

El momento de la llegada ha sido muy bonito, un ratito antes Mario nos había presentado a su madre, que al segundo entendimos de donde ha salido él, la madre es todo personalidad. Una mujer fuera de lo común. 

Y las lágrimas de todos han saltado al ver lleva a Vanesa, ahora voy entendiendo más eso de llorar en las boda, es algo que nunca he hecho, pero desde que me casé me emociono un montón, porque recuerdo lo que yo sentía y me emociono de lo que están haciendo. 

El «momento» de la boda fue cuando Laura habló, es la hermana de Vane y tienen una relación que son íntimas amigas, los que las conocemos no entendemos a la una sin la otra, tienen una unión y complicidad que pondrían celoso al propio Mario. Así que cuando empezó a hablar y a llorar, empezamos todos a llorar con ella, me eché sobre Javi y dejé que las lágrimas saliesen. Laura estaba tan emocionada que le costaba hilar las palabras, pero no hizo falta, el corazón estaba tan a flor de piel que todos entendimos el mensaje. Luego salió Marian a intentar que dejásemos de llorar, que sino allí seguimos. 

El momento de los anillos. 

¡Y ya se han casado!

Aquí todos los amigos del grupo posando.. muy guapos todos

Y más guapas todavía las chicas

Y hay que ver lo que hace un traje…

Y la comida genial, el catering fue del 10! Unos apertitivos muy originales y el servicio excelente. 

Cosas exóticas como lo de arriba y otras mucho más tradicionales, como este chorizo.
En la variedad está el gusto!

Algunos de los amigos de Vanesa ya nos conocíamos, sobre todo a Silvia y Alberto, que junto con Laura y Vanesa, hace unos años pasamos una divertidísima noche en casa (Ver entrada)

Ha sido una boda muy chula, porque ha sido muy íntima, la boda con menos invitados que recuerdo (sin contar la de Isla Mauricio de Rubén y Laura que éramos 4, claro), así que hemos podido estar más tiempo con los novios, todo ha sido más tranquilo y hemos podido pasar un rato con los amigos y así conocer al resto de la pandilla y que nos conocieran, los que ya habían oído hablar de nosotros (y de este Blog). 

El sitio es una chulada, está al norte de Madrid, cerca de Algete y Alapardo, el sitio se llama «Jardín El Botero» (Ver Web) y es muy grande y muy preparado, muy elegante con un personal muy eficiente, cuidaron todos los detalles, desde la llegada al paking, controlando en todo momento que nadie se perdiera y sobre el cateríng y el servicio de bebidas fantástico.

El sitio es un jardín muy grande, con sus fuentes, cenadores, zonas tranquilas y hasta un estanque.

Y llegamos a la comida, nos han sentado a todos los amigos juntos. 

Y los novios llegan tras la firma de los papeles y las fotos

¡Que se besen! ¡Que se besen!

Y vamos a comer, el menú cortito, como hubo muchos entrantes, hicieron un menú de sólo el primer plato y uno de carne o pescado a elegir, que no me di cuenta y no hice la foto… si es que me pierde la comida. 

La ensalada.. antológica! Sinceramente, me encantó, de foie con jamón de pato (Thor habría flipado) y una vinagreta de frutos rojos que estaba deliciosa. 

Y el postre también estaba muy bueno.

Las dos hermanas, si Vanesa estaba feliz, Laura no lo estaba menos. Estaban las dos pletóricas y ni que decir, que guapísimas. Imagino que esta felicidad que sentían por dentro se veía por fuera, porque estaban la dos preciosas.

Y en el momento del baile ¡Otra vez que me puse a llorar! Cuando sonó una de las canciones que más me emociona en el mundo: Words de The Christians (puedes verla aqui). Me emocioné porque sonase en ese momento y otra vez… dale que dale con la llantina….

De todos modos, aunque haya estado ñoño por verlo por fin casados, fue una boda MUY divertida!

¡Y emotiva!

Y el detalle para los invitados fueron estas botellas de vino. Que fue un detalle que me encantó, me gusta que se den productos españoles de regalo, es una manera de conocer productos del país e invertir en lo que se hace aquí. Como Sali y Ana que dieron Crema de Orujo en la suya.

Y aquí las chicas que se lo pasaron genial. La verdad es que tienen un grupo super sano y divertido. Como no éramos muchos hemos podido conocer a todo el mundo. Es una boda que no se nos va a olvidar.

Al final terminaron descalzas…

Y los zapatos a la barandilla…

Y aquí con nuestra niña…

Felices de verla tan feliz. Y ahora de Luna de Miel, que se la he preparado yo y es super original, ya te la contaré. 

Y termino con mi foto favorita del día… dime que no ves el amor en los ojos de Vanesa…

¿Te ha gustado la entrada? ¡Vota!

Experiencias relacionadas

13 Opiniones

  1. carlos
  2. Geany
  3. Mari Cruz Melero
  4. Manuela
  5. Anónimo
  6. Marymarisol
  7. Encarni
  8. Lola Ariza
  9. Manuela
  10. Betty

y tu ¿qué opinas?