Camino al Paraiso

Hemos organizado este viaje con tanto tiempo que no parecía que fuese a llegar nunca. Compramos los billetes en Agosto, aunque el viaje estaba ya hablado desde Enero. Con la locura que ha sido nuestra vida en los últimos meses, creo que me he dado de bruces con que el viaje ha llegado. Con la mala suerte que yo tengo la “enfermedad de los yupies“, es decir, que no me pongo malo nunca, salvo cuando me cojo vacaciones, así que el día 4 nada más llegar a Córdoba, para pasar allí el cumpleaños de mi hermano (que nació el Día de Reyes, que ya es mala suerte), me puse malo y me he pasado dos días en la cama, así que ni cumpleaños de mi hermano ni nada y para colmo el viaje hasta Miami malo…. si es que…..
Pero bueno, es una pequeña faringitis-resfriado que son unos días y se pasan. Lo importante es que empieza una nueva aventura. Nos vamos de viaje por dos meses, con muchos destinos y muchos amigos. Un viaje en el que tengo muchas esperanzas, espero conocer por fin a Agustín, tras tanto tiempo comunicándonos por el Blog,ponernos por fin cara, espero ver por fin a Salva, mi mejor amigo de la adolescencia, ahora vive a 300 metros de nuestra casa. Espero poder disfrutar a Las Vegas y Los Angeles con Sole, tengo muchas ganas de pasármelo genial con Pibona y Feli en nuestro viaje a Nueva Orleans, muchas ganas de compartir con Flavia y Miguel su aventura en Silicon Valley y San Francisco.. muchas muchas cosas….

El viaje empieza oficialmente en Córdoba, desde donde salimos para Madrid en el AVE el día 6 por la tarde, ya que mi hermano nos invitó a todos a comer para su cumple, al que fue toda la familia y Javi, y yo me quedé en la cama viendo episodios de Aida con Thor. ¡Ya podemos decir que el viaje empieza!

Todo a la carrera, llegamos el viernes por la noche a Alcobendas para a las 8 ya estar en Barajas. Con un pequeño-gran susto en el cuerpo, porque al imprimir las tarjetas de embarque nos damos cuenta que he puesto mal el apellido de Sole, le he quitado una R a su “Carrillo”, pasando a ser la señora Carillo. Que es una tontería, pero siempre tememos a las lineas aéreas por su intento de sacar dinero por todo, que nos la echasen para atrás. Por suerte en Iberia ha sido todo lo contrario, fuimos a atención al cliente y nos dijeron que no pasaba nada, que no había problema al llevar el billete el pasaporte asociado, que lo importante es el pasaporte. 

Así que pudimos respirar más tranquilos, porque uno siempre se pone en lo peor cuando pasan estas cosas. Pero nada, todo ha quedado en una anécdota.

Y cuando hemos ido a la Sala VIP Amnios nos hemos encontrado una sorpresa y es que la han remodelado, para que luego diga mi suegra que es que viajamos mucho, que cambian las cosas y ni nos enteramos…. jijijijiji Han hecho la sala con más capacidad, han quitado los sofás y han puesto todo de sillones, ahora cabe mucha más gente, pero es menos cómoda. Imagino que habrán llegado a algún acuerdo con más lineas aéreas para ser la Sala VIP y tendrán más viajeros. Por ejemplo, esta es la Sala VIP de Emirates.

Han puesto algo más de comida y sobre todo una cafetera de Nespresso, con su carta de cápsulas para que tomes el que quieras, que serán muy pijos, pero me encantan esos cafés. También tienen ahora comida Kosher por que es la Sala VIP de la linea aerea de Israel, EL AL.

Que por cierto, cualquiera puede entrar a esta sala, nosotros entramos gratis por una tarjeta que tenemos, pero por 25€ se puede entrar aunque no viajes en primera. Es un capricho, pero puedes desayunar sin pagar más, bien, tienes Internet gratis y la verdad es que se espera de otra manera. 

Y en el vuelo Javi se nos quiere hacer programador. Ha decidido a estas alturas de la vida que quiere aprender programación, así que se está leyendo un manual viejo, que ya se compró en otro arrebato por aprender programación que tuvo hace años.

El viaje se nos ha hecho larguísimo, otras veces ni me entero, ya te lo he dicho en otros viajes,que ya estoy acostumbrado a muchas horas de vuelo y no lo noto, pero esta vez, no sé si es que el avión iba más lento, pero hemos tardado un montón, casi 10 horas. 

Para colmo el aeropuerto de Miami era un caos… un gran caos… un grandísimo caos…. nunca habíamos visto algo así. La cola para inmigración empezaba en la tarminal de llegada de vuelos, miles y miles de personas, estaban intentando separar por nacionalidad y repartían tarjetas de urgencia para los que tenían vuelos de conexión. La cola para pasar inmigración era de unas 2 o 3 horas.  

Recomendaciones para viajar a Miami, te sugiero a la llegada: Alquilar coche en Aeropuerto de Miami (alquilerdecochesmania.com) o alquilar coche en Miami (Buscar) o alquilar coche en Miami Beach (Buscar), depende de donde vayas y puedes buscar en varias decenas de oficinas por toda la ciudad. Para llegar Vuelos baratos a Miami : flightsmania.com y para alojarse: Hoteles baratos en Miami (– y lo pagas al llegar al hotel). Guía de MiamiMiamisecreto.com.

Comos somos perros viejos, nos hemos ido a la zona de diplomáticos, que es una zona de inmigración donde el edificio hace forma de “V” por lo que ahí al final las cosas son necesariamente cortas y hemos podido pasar por ahí en menos de media hora. Si te pasa esto al llegar busca la zona del “control 36” es donde menos tienes que esperar siempre.

Y ya hemos alquilado el coche y nos hemos ido a Miami Beach a casa. Donde todo está perfectamente y me he reido un montón al abrir una maleta y ver que estaba llena entera de paquetes de capsulas de café!! Claro, son dos meses y nosotros el café le traemos siempre de España, así que Javi ha comprado cientos de capsulas para estas vacaciones. ¿Te apetece un café? El americano es aguachirri para nosotros, incluso el de capsulas nos resulta muy flojo. Así que como Paco Martinez Soria llevaba sus chorizos, nosotros nos traemos el café, y el Cola-Cao y el detergente… sin comentarios….


Ya estamos en casa, ya veo el mar, ya empiezan las vacaciones…

Experiencias relacionadas

15 Opiniones

  1. Manuela
  2. Mari Cruz Melero
  3. Conchi
  4. Lola Ariza
  5. Betty
  6. Anónimo
  7. Mari Cruz Melero
  8. carlos
  9. Anónimo
  10. Pilar

y tu ¿qué opinas?