Cine VIP

Ya sabes que el libro de “Los hombres que no amaban a las mujeres” me ha encantado, muchísimo. Ya me ha dicho Victoria que ya me tiene las dos siguientes partes de la trilogía de Millenium y estoy impaciente por empezar. Pero hoy hemos ido a ver la película, que con lo que me ha gustado el libro tenía que ser buena y además es una manera de “enganchar” a Javi a la historia para que se anime a leer el libro, que ahora pasa por una época de sequía. ¡Y nos ha encantado! Es una película buenísima, una gran adaptación, con los sacrificios lógicos para adaptar la historia, pero han sido muy fieles y la película es muy entretenida, Javi ha salido del cine entusiasmado (y con ganas de leer el libro). ¡Misión cumplida!

Hoy te voy a hablar del cine, es uno de los más famosos de Madrid, es el Cine del Centro Comercial de La Moraleja. Por que es un cine muy especial, no sólo por el barrio en el que está. En su origen este cine fue ideado por la mismísima Warner Bros y de hecho eran para todo el mundo los “Cines Warner“, todo decorado con los muñecos estrellas de la productora: Bugs Bunnie, Piolín, etc. Es el cine “pijo” de muchos años, cantidad de famosos han sido pillados en sus salas. Y nosotros nos hemos encontrado a muchos famosos allí, desde Belén Rueda a los propios Príncipes Felipe y Letizia.

Es un cine muy moderno, han innovado en muchas cosas que luego se han impuesto en otros cines. Fue el primero que empezó a servir comida para comer en la sala, sobre todo los perritos calientes y los helados. Cuando en los cines sólo se comían palomitas y gusanitos allí te podías comer una hamburguesa. Ahora nos parece algo muy normal, pero este fue el primero en el que se empezó a hacer. Ahora tiene un Telepizza dentro para llevarte la pizza a la sala y comértela mientras ves la película.

Pero lo más famoso, por que esto si que fueron los primeros y es todo un clásico, es comer Nachos con queso. Javi antes de llegar al cine ya me estaba pidiendo que le diese el capricho de unos, le encantan. La primera vez que lo vi me pareció algo rarísimo eso de comer un plato mexicano en un cine… y ahora es algo tan habitual.

Y claro que se ha salido con la suya. A mi no me hace demasiada gracia por que es un plato pesado y luego nos íbamos a quedar a cenar en La Moraleja y luego lo que nos pasa es que salimos demasiado llenos. Pero bueno, es un capricho y se lo merece (todo). Tambien merece la pena pedírselos allí, por que aunque ahora están en casi todos los cines esos siguen tiendo “algo especial” para hacer cuando se va a estos cines.

Y no olvidemos que es un cine en La Moraleja, así que tiene que tener un “status” que lo diferencie de los demás cines, sobre todo por que ahora hay varios cines en los alrededores, a nosotros es el que más cerca nos pilla de casa, pero hay otros. Así que mantienen el “status VIP” que si que es algo que sólo ellos hacen en un cine. Hay asientos VIP en las salas, las mejores filas por distancia a la pantalla tienen unos asientos especiales, los que ves en la foto de debajo, que se parecen a los de primera clase de los aviones, con dos reposabebidas por asiento (¿alguien lleva dos bebidas?) y son muy cómodos y amplios, ves la película casi tumbado. Tienen una Sala VIP entera con esos asientos y una sala de espera para estos asientos en plan “Sala VIP” de aeropuerto. Curioso… ¿A qué si? Pero como negocio les funciona. Aunque hace tiempo que la Warner vendió todos sus cines, ahora son Cinesa, pero mantiene todo esto y lo han ido potenciando ese rollo de cine VIP.

Después del cine nos hemos quedado a cenar y al salir, como este centro comercial es “así” de especial, nos han llegado dos chicas y nos han regalado dos sombreros de paja, que la verdad están muy bien para ir a la piscina. Y nos hemos hecho esta autofoto, que mira que es difícil conseguir salir los dos haciendonos nosotros mismos la foto je je je je


Si te gusta el cine:
Salvapantallas de Cine
Wallpapers de Cine
Fondos de Cine para iPhone
Tipos de Letra de Películas

Experiencias relacionadas

8 Opiniones

  1. Javi
  2. Manuela
  3. Manuela

y tu ¿qué opinas?