Comiendo Migas

Me encanta la alta cocina, los platos de diseño, los restaurantes de lujo y los mil detalles de la nueva cocina… pero dejo todo eso al lado si me pones un plato delante que me vuelve loco, no habría podido haber mejor vuelta a España que me hayan invitado a este plato: ¡Las migas!

Las migas de siempre han sido unos de mis platos favoritos, con el problema de que no sé hacerlas, ni intentarlo siquiera, así que dependo de que me inviten y el mejor cocinero de migas que conozco es mi suegro. Pero para un fin de semana que paso al mes con mis padres si encima les dejo a la hora de comer para comer con mis suegros… me matan. Así que llevaba ya mucho tiempo sin comer migas. Como esta vez vamos a estar más tiempo aquí en Madrid he podido ir a comerlas y además invitaron a mi madre. Así que tuvimos una reunión familiar en toda regla.

Y ya me he puesto al día en todos los cambios que han hecho Victoria y Bartolo en su casa, que hacía ya mucho tiempo que no iba y ahora tienen ascensor, unieron el salón y salita en una sola habitación y se ha quedado genial, es la foto de arriba y esta de abajo. Tambien tienen un nuevo baño con cabina de ducha y sauna…. si tardo un poco más en ir me encuentro una planta más arrriba o no sé qué… Pero se ha quedado la casa genial.

Y ahora la historia de la vajilla…. tiempo atrás cuando Javi y yo empezamos a salir juntos, sus padres no sabían nada, para ellos yo era un buen amigo de Javi y entraba mucho a su casa como tal. Un día Victoria me enseñó una vajilla y me contó que era una vajilla que se compró cuando se casó y que todavía estaba sin estrenar, que estaba esperando a que Javi llevase a su novia a comer un día para estrenarla… ¡Imagina la mirada cómplice que nos echamos Javi y yo!
Así que ayer cuando llamé para confirmar que iba a ir a comer le dije a Javi “Dile a tu madre que quiero la vajilla de su boda” y no, no la puso para la comida, por que ahora ya no le gusta, la ve anticuada, aunque a mi me gustó, se nota que no es de ahora, pero es un diseño chulo, es muy colorista. Se la enseñó a mi madre y le contamos la historia de ese día.


Ha sido una reunión muy entretenida, al final la cosa ha llevado a la merienda y casi hasta la noche. Pero hacía tiempo que no teníamo una reunión así y había que disfrutarla.

Y yo sobre todo he disfrutado de mis migas 😀

Le tengo que decir a Bartolo que le de un curso a Javi de “Como hacer migas” por que estaban tan buenas como se ve en las fotos. Además como ves en las fotos con todos los complementos imaginables: naranja, pimientos fitos, ajitos, panceta, morcilla, chorizo…. Ni Ferrán Adriá!!!!

Me guardaré estas fotos por que sé que Javi no me las va a hacer y tardaré en volver a comerlas, je je je je ¡Vivan las migas de mi suegro!

Experiencias relacionadas

7 Opiniones

  1. Sonia G
  2. Anónimo
  3. conchi
  4. Victoria
  5. carlos

y tu ¿qué opinas?