Desayunar en Miami

Otra de esas cosas cotidianas que me gustan de estar aquí, que hacen que no me sienta como un turista, son los desayunos en la casa. Que son algo como muy normal, pero que nos gusta cantidad. Como hacemos en Madrid, cada mañana nos hacemos un batido de fruta fresca, que mezclamos con yogur y leche, ya que no comemos mucha fruta, es la manera más sana de tomarla, porque se toman las piezas enteras y se toma a primera hora del día, que es cuando más se aprovecha. Nosotros lo hacemos siempre y todos los que han pasado por casa han terminado enganchados, a ver si lo conseguimos con ellos.

Además de nuestro batido nos comemos o tostadas o bagels, como en mi caso, que me encantan. Es un pan denso, pesado, pero que está buenísimo y queda genial para los bocadillos, que es lo que yo me hago para desayunar, con jamón y queso. Lo del desayuno completo a nosotros es algo que ya no nos tienen que vender.

La cocina de la casa es muy chula, porque no es demasiado grande, pero es cómoda y como la pintamos y decoramos nosotros, tiene nuestro estilo, es un sitio donde nos sentimos a gusto (pese a que hagamos saltar la alarma de incendios). Uno de esos sitios donde no te das cuenta y te enrollas a charlar.

Y tenemos a Mari con sus cafés americanos, que a ella le gustan más que los nuestros y eso que para mi son aguachirri, pero ella se pirra por ese café. Ella es más americana, porque no le gustan nuestros batidos.

Y este es el tamaño de las botellas de leche, 4 litros, un galón, que es la medida estandar de las botellas aquí. Tanto las de leche como las de zumo se venden a este tamaño, son raras las de menor tamaño.

Y nuestro tostador de bagels, que se pueden hacer dos a la vez. Es una pena que en España no vendan los bagels, porque me encantan, aunque creo que tienen que ser un exceso calórico de primera magnitud.

Aunque el restultado es apetecible, verdad?
Y Alex se ha encontrado un regalito en su plato, ha metido el bagel en el microondas para derretir el queso y al sacarlo y quitar el sandwich se ha encontrado que el queso que chorreaba por el centro del bagel había hecho la forma de un corazón perfecto. Así que se lo ha dedicado a Auxi, que aprovecho para saludarla, que sé que nos lee aunque no se anime a escribir, que espero que te esté gustando el Blog.

Y esta es una de mis piezas favoritas de la cocina, el cerdito hucha, que viene de México y que es super simpático.

Y lo que hemos tenido que cambiar es la batidora, porque teníamos la nuestra chiquitita, pero claro, ahora somos seis personas y hace falta más capacidad, lo que nos ha servido de escusa para actualizarnos a otra más grande y potente, que hace unos batidos deliciosos.

Además aquí comemos muchos frutos rojos, porque son mucho más baratos que en España y hay mucha más variedad, así que podemos comer todos los días arándanos, fresas, frambuesas y moras en el mismo batido mezclado con plátano, kiwi y otras fresas. No hay nada mejor que levantarse con alegría ¡Buenos días!

Experiencias relacionadas

7 Opiniones

  1. Anónimo
  2. Anónimo

y tu ¿qué opinas?