Desmontar una Oficina

Momentos de cambios… es lo que nos toca. Ha llegado el momento de apretarse el cinturón, así que hemos pensado que la oficina que tenemos, que es un piso, la podíamos alquilar e irnos a una oficina, «de verdad». El ahorro podía ser importante, así que lo pensamos, lo decidimos… ¡Y nos lo quitaron de las manos! Ni una semana ha estado el piso en alquiler. Fue ponerla y la primera persona que vino a verlo se lo ha quedado. Con el aliciente de tener prisa en entrar. Así que de repente nos hemos visto teniendo que desmontar todo a todo correr. Una oficina en la que hemos trabajado tantos años y que tenemos llena de cosas, hay que desmontarla en días…. una locura. 

Por suerte la parte de encontrar una oficina nueva nos vino resuelta con facilidad. Aunque no nos libramos de tener una anécdota para contar de la búsqueda. Estuvimos viendo oficinas por la zona y nos dijeron que había una disponible que era compartida, además con un famoso director de cine, que estaríamos las dos empresas juntas. Total que fuimos a ver la oficina posible y conocer al posible compañero…. el director es cierto que es conocido y sus películas se cuentan entre las más taquilleras de la historia del cine en España. Pero la cosa no podía ser más friky…  el director es Álvaro Sáenz de Heredia. Así que toda la oficina estaba llena de posters de Ana Obregon, Chiquito de la Calzada, Martes y Trece y demás… justo lo que me hacía falta a mi… cachondeo en el lugar de trabajo. Así que dijimos que no. 
Por suerte, llegó un ángel en forma de Alberto, que nos ha dejado su antigua oficina unos meses. No tenemos que pagar nada. Así que tenemos un sitio genial y económicamente nos da un poco de aire. De todos modos de la oficina nueva te hablo en otra entrada, esta se la dedico a la despedida de la vieja. 

Como te puedes hacer una idea… de pronto tenemos que sacar todo, por que tenemos que dejar el piso vacío y además lo queremos entregar perfecto, así que lo queremos pintar y arreglar todas las cosillas que tiene. Un absoluto reto de logística sacar todo lo que se ha ido acumulando en ese inmenso trastero que es ese piso. 
Lo alucinante es que todo ha salido perfecto. Con mucho trabajo y ayuda, hemos conseguido EN UN SOLO DÍA, vaciar el piso. Por lo menos toda la parte de oficina. Empezamos a desmontar mesas con la ayuda de Alex y Alejandro y a prepararlo todo. 
Por que lo que se ve es que teníamos mesas y zonas de trabajo, pero lo que no se veía es que teníamos los armarios empotrados de la casa llenos hasta arriba de cosas. Hemos utilizado ese piso de trastero durante estos años, así que se habían acumulado una cantidad increíble de porquerías. No te sé decir la de viajes que hemos dado a los contenedores de basura y al Punto Limpio para llevar tanta cosa. 
Pero al final lo conseguimos, poco a poco y en un tiempo record vacíamos las piezas y se preparó todo el material para llevarlo a la nueva oficina o al trastero lo que no era de trabajo. Y tirar, tirar cantidad de cosas. Las mudanzas son la mejor manera de hacer limpieza. 
Aunque daba pena ver como se quedaba todo tan vacío… Javi ha echado sus lagrimitas de pena. Yo soy más de mirar hacia adelante y ver lo nuevo que viene, no lo que dejo atrás. Me da pena, pero ahora toca otro momento, otro sitio y otras oportunidades. 
Y con todo vacío toca pintar. Lo hemos entregado genial, como nuevo. Lo hemos pintado de diferentes colores y para esto hemos tenido la inestimable ayuda de Cesar, Mari y Alex que el fin de semana lo hemos tenido para pintar. 
Y ha dejado de ser una oficina para volver a ser una casa. Cosas como la chimenea que nosotros teníamos olvidada, han vuelto a salir y la verdad es que es un piso genial. La nueva familia que entra están encantados con él. Son una familia de Barcelona que acaban de llegar de Boston, donde han vivido varios años. 
Y ya vas viendo como se ha ido quedando… ni rastro de lo que ha sido hasta ahora. 

El salón lo hemos pintado de color salmón suave, que con toda la carpintería blanca ha quedado muy bien.
La cocina igual, toda despegada y limpia. 

Y la zona de trabajo donde yo estaba que pasa a ser el cuarto de los niños en la nueva casa. Es un espacio enorme y muy colorido. Se ha quedado genial. 
Donde teníamos el gimnasio van a poner un despacho y lo hemos pintado de un color salmón suave. 
Y el dormitorio, siento que la foto sea tan mala, pero es difícil de fotografiar, también de ese tono salmón suave. Se ha quedado muy bien. Nosotros empezamos una nueva etapa y esta casa pasa a ser una nueva etapa para otra familia… la vida es cambio. 

¿Te ha gustado la entrada? ¡Vota!

Experiencias relacionadas

12 Opiniones

  1. Manuela
  2. Anónimo
  3. Lola Ariza

y tu ¿qué opinas?