Devonport

Esta mañana ha amanecido radiante, así que hoy hemos cogido un ferry (tol día en barco) y hemos ido a Devonport, frente a Auckland y esta si que es la imagen que me esperaba de Nueva Zelanda. Son todo casitas bajas, de madera, de colores, estilo inglés, un sitio precioso, donde hemos pasado un día genial.

Nada más llegar nos fuimos a la Oficina de Información Turística y nos estuvieron explicando qué ver y nos dijeron que éramos los primeros españoles que habían visto por allí nunca, salimos todo contentos, no sabíamos si plantar nuestra bandera y reclamarlo como nuestro 😀

Con nuestra vena patriótica nos hemos metido en un supermercado, a ver que tenían de España a la venta, pero nada, sólo hemos encontrado aceitunas de Sevilla, ni siquiera nuestro aceite de oliva, están invadidos por productos italianos. Hemos ido a ver los vinos, pero Nueva Zelanda produce muy buenos vinos, así que prácticamente no había vinos extranjeros. Hay que exportar más, chicos. Lo que hemos visto es que aquí comen mucha carne, hay muchos embutidos y unas salchichas que te despertaban el hambre de la buena pinta que tienen.

 Insisto en que aquí se come muy muy bien. Hemos ido a un sitio típico que se llama Manuka, que es una miel muy famosa de aquí y hemos comido una ensalada buenísima, así que coge lápiz y papel que te cuento como hacerla: Necesitas un aguacate que picas en trocitos chiquitines, pollo a la plancha marinado (seguro que sólo con pechuga de pollo a la plancha con un poco de limón sale buenísima) en tiras, hojas (la ensalada llevaba una hojas que ni conozco, pero por el sabor se puede sustituir por Berro, Canónigo o Espinaca de hoja pequeña) y finalmente piñones, que tienes que saltear en la sartén. Mezclas los ingredientes con una vinagreta suave y mmmmmmmmmm te aseguro que está buenísima, la mezcla del aguacate con los piñones salteados y la carne da un sabor super rico ¿Quien es el primero en probar a hacerla y contarnos como está «a la española»?

Me he pedido una sopa, pero en fin, asín soy yo, le pregunto a la camarera y empieza blablabla y en medio del discurso oigo «chicken» y me digo, ya está !sopa de pollo¡ vamos a probarla…. sopa de remolacha, con col, pollo y crema agría…. te puedes imaginar mi cara, con el morro torcido de la impresión. Eso me pasa por no volver a preguntar 😀

Después de nuestras pruebas gastronómicas nos hemos dado un buen paseo, hemos subido al cono de un volcán extinto, que te da una vistas impresionantes de Auckland, las que ves en la foto y hemos alucinado con el tamaño de la ciudad, es super extensa, fuera del centro, de la parte de rascacielos es cierto que hay pocos edificios altos y la gente vive en casitas, pero es una gran gran ciudad, de veras.

Más tarde nos hemos dado un paseo por la playa, la verdad es que no apetecía el baño, llevábamos las cazadoras porque aquí refresca un poco por las tardes y sólo me he escapado un rato por las rocas a ver la fauna local, lo blanco que ves sobre las rocas son ostras, aquí el agua es tan limpia que viven en el mismo puerto toda clase de moluscos, algo que en nuestros puertos no se ve. He visto mejillones gigantes, cientos de cangrejos ermitaños y caracolas de todos los colores, seguro que hacer submarinismo por aquí debe ser impresionante, pero si no cambia el tiempo me parece que agua, la de la piscina del hotel que es climatizada.

Como estábamos andadores, nos hemos subido al cono de otro volcán, en el que los militares neozelandeses tenían las defensas de la ciudad, pero hace años que las abandonaron y ahora se pueden visitar, esas inocentes setas que ves, sobre las que estoy sentado son la salida de aire de las instalaciones militares subterráneas  han horadado todo el volcán con túneles subterraneos, hemos dado un pequeño paseo por dentro, pero no tiene ni iluminación y daba un poco de mal rollo. Han dejado algunos cañones de recuerdo, pero lo mejor que tiene es la vista, ya que ves todo Devonport y las islas que hay alrededor.

Cuando ha empezado ya caer la tarde nos hemos cogido otro ferry y a Auckland, de vuelta al hotel, que hoy volveremos a dormir como bebés, con los buenos paseos que nos estamos dando por Auckland, luego estamos destrozados. Pero esto es precioso, merece la pena el esfuerzo y Devonport es un sitio que seguro que te gustaría, tan encantador, tan pesquero, tan colorido y muy turístico.

Y para viajar a Nueva Zelanda:
Alquiler de coches en Nueva Zelanda
Hoteles baratos en Nueva Zelanda
Vuelos baratos a Nueva Zelanda
Banderas de Nueva Zelanda
Información sobre Nueva Zelanda

¿Te ha gustado la entrada? ¡Vota!

Experiencias relacionadas

2 Opiniones

  1. juana
  2. carlos

y tu ¿qué opinas?