Día de Compras

Uno de los sitios de los que estás harto de oírme hablar, de lo que nos gusta en plan comida americana, es Denny’s, la quintaesencia de la imagen del restaurante de las películas, de camarera con cofia y delantal, cafetera en mano rellenando todos los vasos, mientras pone notas al cocinero negro en la cocina vista de acero… todos los tópicos en un sitio, pero de verdad, auténtico y donde se come de maravilla y una experiencia 100% americana. Los mejores desayunos son los de aquí, con tortilla, huevos, salchichas, patatas, tortitas…. no nos dejamos nada para el camino, que con el cambio de hora nos levantamos todos con mucha hambre.

Este es otro clásico de nuestros viajes, dedicar un día a comprar y quizá esta vez tenía un sentido más especial porque nosotros nos vamos a hacer un vestuario completo para tener aquí, así no tenemos que traer maletas con ropa cada vez que vengamos así que nos fuimos al “Premium Outlet Center de Orlando” y si Sola, Mari Carmen y Vanessa estuvieron ayer emocionadas en Disney este día lo ha superado, no voy a dar nombres pero alguna que otra Visa murió ayer. ¡¡EN MI VIDA HE VISTO COMPRAR ASÍ!! Y para que yo diga eso, no habíamos llegado a la tercera tienda que ya habíamos tenido que ir dos veces al coche porque ya estábamos cargados de bolsas.

GAP, Ralph Lauren, Armani, Nike, Tommy Hilfiger, Calvin Klein, Timberland, Levi’s… la idea era que saliésemos de allí para comer de camino a Miami, estar dos o tres horitas y volver tranquilamente por la tarde, descansar y salir por la noche… LLEGAMOS A LA UNA DE LA MAÑANA A MIAMI, más de 7 horas comprando!!!! Y el mejor momento fue el momento en la tienda de Guess, que salimos todos cargados de ropa, pero a dos manos y cuando estábamos en la cola Sole ve un bolso sale corriendo y la vemos como se lo echa al pecho abrazándolo ja ja ja ja se acababa de enamorar, salió corriendo para la cola con su bolso feliz como una niña pequeña.


Vanesa intentando terminar de meterlo todo en el coche dejando sitio para ella, que ya era una tarea difícil.
Al final pudimos ir todos bien, era un viaje largo hasta Miami desde Orlando, casi un Córdoba – Madrid.

En el viaje de vuelta el coche era el camarote de los Hermano Marx, a Vanessa le hicimos un “nido” entre todas las bolsas porque a mitad de la tarde nos habíamos salido del maletero y ocupábamos ya los asientos de atrás casi por completo, cuando volvíamos todo el coche era una montaña de bolsas de ropa, como nunca he visto yo. Alucinante de verdad, pero te puedo decir que las chicas se lo pasaron genial, que estaban nerviosas corriendo de tienda en tienda, pero como te imaginas, ayer fueron felices, muy felices. Y nosotros, no te voy a engañar, porque además dimos con el día de rebajas entre los precios rebajados…. para que te hagas una idea nos hemos comprado, para tener aquí, dos albornoces de Ralph Lauren y nos contaron 15€!!! Un día duro para la Visa.

Y este es el resultado mientras descargábamos el coche, deja poco que explicar.

Lo mismo que el pobre ascensor…

 

Y lo dicho tuvimos que cenar de camino, no comer como teníamos pensado, pero si que fuimos al sitio que queríamos Cracker Barrel, un sitio tradicional de comida americana que es como si hicieras un viaje al pasado, que tiene una tienda que venden productos tradicionales americanos, artesanía, decoración, etc y es uno de los mejores sitios para probar platos típicos de aquí. Y donde ademas vivimos un par de nuestros clásicos ataques de risa floja, menos mal que nos quedamos solos, pero los camareros nos miraban como si estuviésemos locos. Fue genial.

Todo de madera, con las hamacas en la puerta.

No puede ser más auténtico, hasta con su barril junto a la ventana.


Son como niñas….

Para que luego digan que el que más come soy yo.

El sitio es muy chulo, todos los detalles muy cuidados y parece que de verdad estés en el pasado.



Otro día divertido más…

Experiencias relacionadas

9 Opiniones

  1. Anónimo
  2. victoria
  3. Anónimo
  4. carlos
  5. Anita
  6. Anónimo
  7. Sonia G

y tu ¿qué opinas?