El Malentendido

El sábado se vinieron a comer Cesar y Mari, hicimos nuestra comida del 4 de Julio como te conté, pero la comida dio paso a una merienda jugando a la Playstation, de ahí pasamos a la cena (pizzas) y tuvimos una de esas noches que te enrollas y no te das ni cuenta de la hora. Nos salimos a la terraza y empezamos a charlar y charlar… ya sabes, arreglando el mundo. Con debates de temas interesantes: la monarquía, política, periodismo, religión, sexo, etc. Intentábamos hablar bajito para no molesta a los vecinos que poco a poco fueron apagando luces hasta que sólo estábamos nosotros en la terraza de charla y así nos dieron las 4 de la mañana.

Acostándonos a esas horas nos levantamos al día siguiente casi a medio día, desayunamos y nos fuimos de paseo con Thor, estábamos en el parque cuando nos encontramos al Alcalde, que tiene desde hace unos meses un cachorro precioso de Golden Retriever y nos dijo “¿Anoche de 

juerga, verdad?”. El piso del Alcalde da pared con pared con nuestro piso y desde su dormitorio se escucha perfectamente si estamos hablando en la terraza. Así que imaginamos que nos escuchó toda la noche, pero el tono era de buen rollo, no era un tono de reproche. Así que Javi le contesta: “Si, nos liamos y hasta las 4 de la mañana“.

El Alcalde se echa a reir: “¡Vaya juerguistas! Hasta las 4 de la mañana. Ya sabía yo que vosotros estaríais hasta tarde“… ahí me quedé un poco descolocado. Es raro que nosotros nos quedemos hasta muy tarde en la terraza, siempre nos metemos dentro, pero hacía una noche genial y se estaba mejor fuera que dentro.
Nosotros nos paramos por que Thor se paró y el Alcalde siguió andando unos pasos y ya cuando se iba dijo “Pues la fiesta todavía sigue, por que esta mañana a las 7 y media han dicho que todavía había gente“. ¿¿¿En nuestra terraza???

Y ya caí… nos habíamos liado, nosotros pensamos que nos había escuchado y por eso sabía que habíamos estado hasta tarde, pero no hablaba de la noche en la terraza, sino que hablaba de las fiestas del Orgullo Gay de Chueca. Pero claro, cuando me di cuenta ya se había alejado diciendo “Hasta las 4, ¡Vaya juerguistas!”. ¡¡¡Pero si yo he estado dos veces en mi vida en Chueca!!! A mi no me va mucho ese rollo, hace más de 6 años que no vamos por allí. Y el Alcalde se fue pensando que éramos los fiesteros mayores de Chueca….

Adios reputación de chicos formales…. jijjijijijiiji

Experiencias relacionadas

6 Opiniones

  1. Juana

y tu ¿qué opinas?