Epcot

El parque de Epcot es mi parque favorito de Walt Disney World, es un parque diferente, no está dedicado a las películas Disney ni a los personajes y en realidad lo podría haber hecho cualquiera porque el tema nada tiene que ver con la factoría Disney, pero lo han hecho ellos y como son los mejores haciendo estas cosas, el parque es una chulada. El nombre Epcot viene del acrónimo EPCOT que significa Prototipo de Comunidad Experimental del futuro (Experimental Prototype Community of Tomorrow en inglés).

Abrió sus puertas en 1982 y su temática son de las cosas que más me interesan, tiene dos partes, una dedicada a la Ciencia-ficción y la ciencia y otra dedicada a la geografía. La parte primera se llama «El Mundo del Futuro» y está presidida por la esfera gigante que es el símbolo del parque, es una atracción por dentro y es espectacular. Cuando vinimos este verano estaba cerrada por reformas y ahora hemos podido disfrutar ya de las mejoras, prefiero no ir desvelando de que va cada atracción para cuando vengas a verla, pero te deja alucinado las cosas que son capaces que hacer con la tecnología. Y eso que siendo sincero, el parque tiene un cierto toque ya anticuado, se hizo antes de nacer yo con lo que ellos preveían que fuera la arquitectura del futuro… que ya es del pasado y en eso se nota, en lo demás, por supuesto es puntero, pero necesita un retoque «arquitectónico» para volver a ser del futuro.

La parte de las ciencias se organiza por pabellones, uno dedicado a la Tierra que ha sido donde hemos comido, tiene la mejor atracción del parque, que es «Soarin'» que ha tenido unos 125 minutos de cola durante todo el día, porque es IMPRESCINDIBLE. Eso si, con la maravilla de los «Fast Pass», lo sacas al llegar, te dan una hora a la que debes ir y te montas sin esperar, así que nos hemos montado muy cómodamente. Otra atracción es un recorrido por un centro de investigación que hay dentro del parque, del Departamento de Agricultura americano, Nestle y la Disney, investigan con nuevos alimentos y sobre todo con como producir más alimentos en terrenos de difícil producción, como el desierto; lo que te deja alucinado es la producción agrícola sin tierra, tienen las plantas con las raíces al aire, pero de un modo (colgando) las riegan y no necesitan crecer sobre nada. El caso es que parte de lo que producen aquí lo puedes comer en un restaurante del parque y allí que hemos ido, porque es una comida sana, ya sabes que fresca es, desde luego, vegetales super ricos con carnes (esas si que no son de allí) y pescados (estos si, que vimos la piscifactoría) en un restaurante giratorio para que vayas viendo el pabellón mientras comes. Si te fijas en las calabazas verás que les ponen un molde para que crezcan con la forma de las orejas de Mickey.

Como ves, estuvimos con los personajes, mientras estás comiendo van viniendo a saludarte y a que te hagas fotos con ellos. Pero de todos modos es el parque donde menos personajes Disney se ven.

La parte infantil del parque es la mejor, si tuviera un hijo creo que no lo sacaría de ahí en una semana, porque son experimentos científicos aplicados, les enseñan como funcionan las cosas y por qué. El Pabellón de las Aguas es el más nuevo, lo cerraron hace unos años y lo han reconvertido al pabellón de «Nemo» (el pez de la peli, no el capitán del libro) y es una atracción que te deja con el «¿Cómo hacen eso?». Luego tiene acuarios gigantes y puedes ver toda clase de animales marinos, hasta un delfín.

La Energía es el pabellón más divertido, está presentado por Ellen Degeneres, la actriz americana y te enseñan la historia y tipos de energía de un modo divertido. Se ha quedado algo antiguo ya, pero es espectacular en la forma de hacerlo… insisto en no desvelar secretos, a Victoria le impresionó muchísimo como lo hacen y hasta aquí puedo leer….

El Monorrail de Disney World es el monorrail del mundo que más pasajeros transporta, es gratuito y lleva funcionando desde la apertura del parque, es muy cómodo, une los parques de Magic Kingdom (donde fuimos ayer) con Epcot, con el Parking de coches principal y tres hoteles (de los caros, por supuesto, Contemporary, Polynesian y Grand Floridan). A Javi y y mi nos trae muchos recuerdos de cuando vinimos nosotros por primera vez, hace 6 años, por como habla en tren en español, con un acento rarísimo, muy divertido.

La parte de la geografía se llama el World Showcase, son pabellones de países del mundo. El porque son esos, yo creo que son o bien por representar cada continente y sobre todo por economía, los países que más pintaban en la economía mundial cuando se abrió el parque, en España había una dictadura y el país no pintaba nada en la economía mundial, hoy creo que por supuesto estaría, pero claro, en el parque se echa en falta. Está Canadá, Reino Unido, Francia, Italia, Estados Unidos, Marruecos (es un pabellón para todos los países árabes en realidad, porque tiene muchas cosas de Egipto, y no olvidemos que Marruecos es un aliado tradicional de USA entre los países árabes), Noruega (el país nórdico que más emigrantes dio a los Estados Unidos), China, Japón, México y Alemania. Por aquello del orgullo patrio, faltan otros grandes países además de España como Rusia, Brasil, Bélgica, Holanda, Irlanda, Grecia, Argentina, Australia, Nueva Zelanda, etc.

El pabellón de Canadá se llama O’Canada, como su himno nacional y tiene una película en 360º que te enseña cosas sobre todo el país, es muy interesante y además me gustó porque como se va cambiando del francés al inglés lo entendía todo en los dos idiomas. El pabellón está gestionado por el departamento de turismo canadiense y lo hacen muy bien, salen con muchas ganas de ir a conocerlo. Hasta Victoria quería comprar una bola del mundo al salir para ver donde estaba cada sitio del que nos habían hablado.

Francia tiene un pabellón muy bonito, pero el contenido está anticuado, el vídeo que proyectan es de los 80, todavía no han hecho uno nuevo desde que se abrió, da una imagen penosa de Francia, anticuada y rural, que no es para nada lo que representa a ese país 30 años después. Si yo fuera (más) francés me sentiría muy ofendido por la imagen que se da del país en el pabellón. Una cosa divertida fue que al entrar preguntaron a todo el mundo si había alguien de Francia (en inglés) y unas 20 personas contestamos en voz alta «yes» (¡Yo me apunto a todo!) y nos regañó la azafata, dijo que estábamos en Francia, que contestásemos en francés y todo gritamos «Ouiiiiii».

El Pabellón de Japón es el más espectacular, debe ser el más grande y el más vistoso, por contra es de los que menos te enseña nada del país, tiene un par de restaurantes, la tienda más grande del parque de cosas japonesas (se me caía la baba), un museo de juguetes antiguos y unos bonsáis que han puesto ahora para porque hay una feria en todo el parque sobre jardinería y para enseñar su tradición jardinera. Pero echo en falta que cuenten cosas sobre Japón.

Estados Unidos.. si no fuera porque estoy aquí dentro te diría que es el peor pabellón del parque, el más patriotero y el más falso en lo que cuenta, pero como estoy aquí dentro te diré que a los americanos les encanta oir que majos son sin querer oír la verdad de las cosas. El pabellón te cuenta la historia del país y según «su» historia, América la descubrieron los «intrépidos colonos que salieron de Inglaterra en busca de una nueva nación que fundar sobre los principios de la libertad»… te deja sin palabras, ni Cristóbal Colón, ni las matanzas de indios, pasan de puntillas hasta por su Guerra Civil por la esclavitud. En fin, ayer pasamos a todo correr por delante del pabellón para ni enseñarlo a Carlos, Victoria y Bartolo.

Esta foto está hecha desde el Pabellón de Italia, pero tengo pocas fotos porque nos compramos unas cajas de palomitas y nos las comimos como glotones, así que no tuve las manos libres para hacer fotos, critico a los americanos, pero estamos hechos unos zampones como ellos. ¿Te imaginas a que hora comimos ayer? A las 11 de la mañana!!!!! Cuando fuimos a reservar al restaurante nos dijeron que estaba completo, que podían darnos una mesa sólo en ese momento… así que no la rechazamos y comimos a esa hora. Claro que a las 5 como te cuento atacamos las palomitas. El pabellón de Italia vende muy bien todos los tipismos italianos, comida, moda y arquitectura. No enseña nada del país, no tiene ni una triste película que ver, pero es un buen pabellón.

China tiene otro gran pabellón, tiene otra película en 360º (imagino que en los 70 eso debía ser lo más de lo más en tecnología multimedia) enseñándote el país, es más moderna y te enseña como es el país hoy, te lo vende muy bien y te da muchas ganas de ir (¡¡Yo quiero conocer Hong Kong y Shangai!!). Tiene un espectáculo de equilibristas que te hace pensar (con temor) que esta gente va a dominar el mundo, te deja con la boca abierta vez de lo que son capaces de hacer, cosas que ni te imaginas que sean posibles, son únicos. Tiene una reproducción de los Guerreros de Xian que son una pasada y eso que ya he visto los verdaderos, pero es de los mejores pabellones, el más completo.


Me dejo otros que no hicimos fotos, como Noruega que es un poco surrealista, esta hecho de un modo que te enseña dos o tres cosas, pero no te las explica, así que te quedas un poco descolocado por falta de información sobre lo que vez, creo que no está nada bien pensado, yo que tengo tantas ganas de ir allí casi me las quitan. México es muy típico, para yanquis, es muy espectacular en la arquitectura, pero poco más. UK, Alemania y Marruecos enseñan muy poco, son poco más que un decorado para poner tiendas y restaurantes.

El día termina con un espectáculo en el lago que es alucinante, una mezcla de agua, fuego, fuegos artificiales y rayos láser que te deja alucinado, cuando terminó Javi estaba con las lágrimas saltadas de la emoción. Es el mejor espectáculo de entre todos los parques.


¿Te ha gustado la entrada? ¡Vota!

Experiencias relacionadas

5 Opiniones

  1. marymarisol
  2. Anónimo
  3. Sonia G
  4. conchi

y tu ¿qué opinas?