¡Gracias, Gracias, Gracias!

Y no me canso de decir gracias a nuestros amigos por esta noche de sorpresa. La noche que Javi y yo cumpliamos nueve años que nos conocimos la hemos pasado de la manera más divertida, que ni era capaz de imaginar, con nuestros amigos de “Despedida de Solteros“.

Siempre he odiado esa fiesta, la mayoría son cosas de las que no disfrutaría, pueden parecer divertidas pero para mi no lo son… como todos sabéis y habéis estado media noche asustándonos con qué habría boys, disfraces o cosas peores…. pero os habéis portado como verdaderos amigos.

Gracias por ser tan buenos amigos, gracias por estar ahí, a las organizadoras Elena, Flavia, Ana y a los amigos que han estado con nosotros Manolo, Angela, Vicente y de corazón Miguel, Angel, Arantxa.. y sobre todo los que habrían deseado estar, los que no se habrían perdido nunca nuestra “Despedida de Solteros”: Sole, Olga, Mercedes, Javi, Maria José, Jesus, Ana Gordejuela, Vanessa, Francis, Elena, Gema, Jesús, Tito, Antoñín, Anabel, Machus, Cristina, Agus, Rocio, Sonia, Ignacio, Alfredo, César y Mari… y tantos y tantos… Juan Morales, no nos perdonarás no haber estado, pero de veras que no lo sabíamos.

Todo ha sido una encerrona, con la excusa del cambio de trabajo de Angela, nos han citado para celebrarlo y explicárnoslo (un cambio de trabajo genial e interesantísimo), pero todo era una treta para que quedásemos denoche, luego han aparecido todos “por la espalda”.
Hemos tenido nuestro momento sexy.. el de la foto no soy yo, pero me doy un aire.. porque me han regalado los mismos calzoncillos, lo demás es imaginación. Tapas por La Latina, muchas risas, complicidad entre grupos de amigos distintos y el colofón de la noche, unos de los sitios más chulos en los que he estado últimamente  se trata de un “sitio secreto”, como en la Ley Seca americana, de día es una respetable tienda de muebles coloniales, de noche se convierte en un bar ilegal, pero el ambiente es genial, tranquilo, la decoración elegante, los sofás comodísimos y las buenas risas que hemos echado, lo mejor de la genial noche. Es un sitio sin nombre que tienes que conocer para poder ir, volveremos.
No sé ni que deciros porque me emociono, ha sido un gesto tan bonito, que te hace sentir tan especial y tan querido que tus amigos se confabulen para poder pasar contigo una noche así, divertida, desenfadada, interesante…. gracias se me queda muy corto.
No podría elegir mejores compañeros de viaje, para el viaje de mi vida. Gracias.

Un comentario en “¡Gracias, Gracias, Gracias!

  1. Las ciudades, los lugares, los momentos no son buenos en sí, sino que se convierten en especiales en función de la gente que los comparte con nosotros, gracias por dejarnos participar en vuestra aventura vital…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.