iPod

Como somos unso caprichosos, hoy nos vamos a comprar el iPod. En Teoría íbamos a esperar y tal, pero en Estados Unidos son mucho más baratos que en España, así que a la basura los planes y nos los compramos. Ya os contaré que tal, es tan famoso que espero que merezca la pena. En si, no es más que un potente reproductor de Mp3, pero todo el mundo al que le gusta la música lo recomienda, así que hoy caerá.

Esto me sirve de escusa para hablar de la economía americana, es algo alucinante. Los precios aquí son bajísimos, el otro día se quejaba la chica de El Salvador del precio de la gasolina, cuando nosotros pagamos 5 veces más, aquí la comida en un supermercado tiene unos precios ridículos, la ropa lo mismo y los suelos son muy muy altos. Un maestro cobra los 3500$ y la vivienda no es tan cara como en España. Y lo curioso es que el endeudamiento aquí es terrible, todas las familias rehipotecan las casas, viven de créditos, etc. Es por su forma de vivir, no da tiempo a que nada se estropee o envejezca, todo se renueva prácticamente cada temporada, lo que se ve en las pelis de comprarse la super cortadora de césped para un jardín de 20m, el vecino otra y tú una mejor aún, eso es lo que hay aquí, además los anuncios lo fomentan con las comparaciones “Si otro lo tiene, porque tú no”. Es terrible imaginarse como se puede gastar tanto, teniendo tanto. Es verdad que aquí no existe el paro, pero no entiendo ese consumismo desaforado. Otra cosa son los coches, todo el mundo tiene coches caros y cada cual más grande, y todos son de renting, ya no se compran, los coches se alquilan y así los pueden cambiar a menudo y poder tener un coche más grande que el vecino.

Todo esto tiene su lado bueno, no hay paro porque se genera muchísimo trabajo, no existe el hambre en el país, porque los precios son muy bajos, por pocos dólares llenas un carro de comida y como turista tenemos precios mejores que en España. Pero claro, esquilman recursos, Los Angeles sólo en un día debe consumir lo mismo, si no más, gasolina que España entera.
Y claro, los impuestos, son más bajos, como la mitad más o menos, lo directos, luego por ejemplo el impuesto de Bienes Inmuebles, lo que pagas por tener una casa puede ser de muchos miles de dolares, nada que ver con los nuestros. Mucha gente no pude comprar una casa por que no puede pagar los impuestos, la casa la compras barata, pero si has de pagar 1000$ de impuestos al mes no pueden mantenerla. Las hipotecas aquí están al 6%, se me ponen los pelos como escarpias solo de pensarlo.
Menos impuestos, menos servicios, nosotros estamos acostumbrados a un Estado “padre”, que nos lo provee todo, aquí no existe. Aquí hay una inundación y si no tienes seguro te aguantas. El Estado no es protector, para ellos es impensable exijirle nada, en España ocurre como en Nueva Orleans, que el gobierno se desentiende de una ciudad un peligro y montamos un circo! Pero aquí se quejaron, pero no le exijieron nada. Un caso de la poca prestación de servicios que se tienen aquí ¿Sabes por qué en las películas siempre se deja la luz del porche encendida? Porque no hay alumbrado público. Sólo hay en las avenidas principales y carreteras, pero no en las calles, da un mal rollo ir circulando por ellas.

Lo que decía, es un país de luces y sombras, aunque ellos pensarán lo mismo de nosotros.

Experiencias relacionadas

4 Opiniones

  1. Ana Gordejuela
  2. PILAR
  3. Anónimo

y tu ¿qué opinas?