La Casa de Hugo y Silvia

Parte de la vida miamense, esta vida de semi-residentes, como dice Javi, que llevamos consiste también en ir a visitar a los amigos. Asi que nos hemos ido a pasar la tarde a casa de Hugo y Silvia. Ellos viven en South Beach, la parte más conocida y turística de Miami Beach, como no tienen coche, han cogido la casa en la zona más céntrica, que les permite ir andando a los sitios sin problema. Para los desplazamientos más lejos, se alquilan coche, cogen excursiones o les llevamos nosotros. 

Lo que nos ha enamorado de su piso son las vistas, tienen unas vistas de Miami que son impresionantes. Su casa da a la bahía frente a las islas privadas con las mansiones, por lo que mires donde mires ves cosas chulísimas. Dime que no es una pasada despertar cada día con esta imagen:

Su casa es un apartamento de un dormitorio en la parte sur, por lo que pueden ir andando a Lincoln Road, Ocean Drive, Española Way y para rematar mi envidia, al supermercado Whole Foods, donde se pueden encontrar las cosas más ricas y originales, además más sanas. Es una zona además con mucha vida y su complejo es muy grande, por lo que siempre hay mucho movimiento. 


El apartamento les ha venido amueblado ya, pero la verdad es que está muy bien, muy cómodo. Me parece muy buena idea lo de alquilar un apartamento para pasar una larga temporada.  Además de ser mucho más barato que un hotel es más cómodo porque tienes tus cosas y tu intimidad. Si un día no quieres salir no te van a echar para limpiar la habitación. Ellos han usado una web que acaba de llegar a España: AirBnb

No quiero decir mucho que Victoria se me enfada cuando estando fuera empiezo a hablar de estar en otros sitios, pero teníamos una cosa así aplazada, que ya la habíamos visto y ahora nos hemos animado para hacer lo mismo y pasar una temporada viviendo en Nueva York. Sin fecha por ahora, pero en el horizonte.


Vuelvo a casa de Hugo y Silvia, que es de lo que se trata. Ellos tienen un apartamento muy amplio, totalmente equipado y en muy buena zona. Les está gustando tanto la experiencia que ya están arreglando para quedarse un mes más en Miami y en ese apartamento. 

Su cocina, que como los americanos debe ser que o no cocinan o no le importan los olores, no tiene extractor de humo. En casa nos ha pasado lo mismo, hemos puesto ahora uno nuevo muy potente, pero como extrae el humo por abajo y lo vuelve a echar por arriba, no soluciona demasiado, pero no tienen salida de humos. 

Esta es su piscina y playa artificial, como ellos dan a la bahía tienen el agua al lado, pero no tienen playa, así que les han montado una de arena con tumbonas para tomar el sol al borde del mar y luego la piscina grande. 

Y las vistas desde su balcón enamoran, porque ves las islas de las mansiones y detrás la ciudad de Miami. 

Ver el agua y luego los rascacielos es todo un privilegio.

Miami ciudad además tiene una imagen muy bonita, con tanta cantidad de rascacielos, pero además de colores, porque no son los típicos monstruos de hormigón y cristal oscuro, sino que son cada uno de un color, lo que da una postal muy original, diferente a cualquier otra gran ciudad.

Nos hemos pasado la tarde y la noche tomando el sol primero y en la piscina después. Que, como la nuestra, es climatizada, así que da lo mismo la hora, es muy cómodo. 

Una cosa que nosotros echamos de menos en Alcobendas es que la piscina cierra muy pronto, de hecho aunque la hayan cerrado nos solemos que dar de cháchara con el grupo de amigos de la urba. Pero aquí los horarios son mucho más amplios (ayuda mucho que no estén obligados de tener socorrista) por lo que en este edificio la piscina abre hasta las 10 de la noche y en nuestra casa no hay hora de cierre, si te apetece un baño de madrugada, mientras no molestes no hay problema.

Se que estáis pasando mucho frío en España, así que pido perdón por estar en la piscina 🙂
Cuando volvamos nos va a dar un golpe que vamos a alucinar, como les ha pasado a Feli y Pibona, que han pasado del bañador a la bufanda.

Y una cosa muy chula que tiene su edificio son los jacuzzi, es un lujazo estar en el jacuzzi calentito con vistas al mar tomándonos unas cervezas. Tenemos que proponer en nuestro edificio que nos pongan uno de estos, jejejeje y en el de Alcobendas también. ¿Votos a favor?

Intentando hacer fotos del paisaje nocturno, porque si chulo se ve por el día, por la noche ya es espectacular, con todos los edificios iluminados e igualmente de colores.

Lo del pelo raro lo puedo explicar… salía de la piscina y nadie me avisó, jejejejeje

Javi, con el calor de jacuzzi tiene hasta chapetas. 

Y mira que preciosidad de vistas tienen en la noche. 

Es genial que una ciudad consiga ser colorista tanto por el día como por la noche.

Y terminamos la jornada piscinera como algo muy típico, pedir una pizzas. Silvia quería cocinar, pero eso significaba perderse la piscina y estamos de vacaciones todos, así que que cocine el señor pizzero y le hacemos gasto.

Mira que yo no soy muy fan de las pizzas, pero admito que las americanas de Dominos Pizza y Papa John’s Pizza me gustan mucho. Javi que si es muy pizzero está encantado. 

Hugo y Silvia están haciendo algo muy bonito y seguro que lo van a recordar toda su vida, porque seguro que les marca, el vivir en otros países, conocer otras culturas desde dentro. Algo que todos deberíamos hacer en algún momento de nuestra vida, porque abre la mente, expande nuestros conocimientos y nos ayuda comprender mejor a los demás. Han elegido una parada que además les está enamorando como es Miami Beach y espero que aunque nosotros no estemos, puedan quedarse un mes más y disfrutar de la ciudad. 

¿Te ha gustado la entrada? ¡Vota!

Experiencias relacionadas

20 Opiniones

  1. Sonia G
  2. Marymarisol
  3. Manuela
  4. Conchi
  5. Anónimo
  6. Lola Ariza
  7. Mari Cruz Melero

y tu ¿qué opinas?