La Playa del Fin del Mundo

Uno de los sitios más bonitos en torno a Miami es Key West, no tanto porque las playas sean espectaculares, que son muy bonitas, sino por que el camino que lleva hasta ellas es una preciosidad. Aunque nos hemos levantado hechos polvo y lo hemos dormido casi todo, menos el pobre Javi que es nuestro conductor-héroe por aguantar tanto. Lo que hemos hecho es levantarnos y sin desayunar salir de camino, por que Key West está a 300 kilómetros de Miami Beach, así que el camino es largo. Y hemos parado cuando llevábamos una hora para desayunar en Cracker Barrel y que así prueben también unas auténticas tortitas americanas.

Que aquí tienes mis favoritas, hemos querido ir aquí por que para nosotros son las mejores y hacer un desayuno diferente al Dennys, que como lo hacemos el primer día suele ser más carnívoro, ahora ya estamos hecho al horario y pega más que desayunemos unas tortitas con sirope de arce y huevos revueltos con salchichas.

Y aquí nuestro devorador de tortitas…aunque yo que soy más de salado esta vez tambien me las he pedido y hasta nos hemos llevado masa para hacerlas en Madrid algún día.
Y luego, después de hacer la “Siesta del obispo” después de desayunar, por el camino hemos llegado a los Cayos. Son una serie de islas que están unidas por puentes y carreteras de modo que se meten más adentro más de 200 kilómetros, pero que se puede hacer en coche.

Key West tiene una playa de impresionante arena blanca y palmeras, aunque tengo que decir que el mito se nos ha caido un poco, porque nos han contado que la arena no es original de estas playas, sino que la traen importada desde Bermuda. Pero bueno, el resultado es lo que importa y esta playa es una preciosidad caribeña.

Es un sitio turístico, pero no de turismo masivo, porque es una isla pequeña con poca capacidad hotelera, así que tampoco puede haber demasiada gente. De hecho hemos estado de maravilla, super tranquilos. Hemos hechado casi todo el día allí.

A medio día hemos comprado perritos calientes para comer en la misma playa, que hay carritos que se ponen en la carretera para vender a los turistas y están riquísimos (por 2$). Así hemos tenido un día de playa completo. Con una siesta incluida.

Y el nombre de la entrada viene a que estábamos en la playa cuando se ha acercado un chico, tendría unos 30 años, vestido normal, playero, con su ropa de baño, su gorra, mochila, etc. Se ha acercado a nosotros sonriendo, todo normal, los americanos son gente muy abierta, no tiene nada de raro que alguien de repente se ponga a hablar contigo, cuando se ha acercado tan normal nos ha preguntado (en inglés) ¿Sabéis que se acerca el Día del Juicio Final? Me he quedado blanco, el chico ha seguido hablando tan normal de ello, como el que habla de lo buena que está el agua. Y por lo menos nos ha dicho la fecha, el 21 de Mayo de 2012, así que he apuntado en mi agenda “Fin del Mundo”….

El chico tan normal, como si tal cosa, nos hemos quedado alucinados, Javi se lo ha quitado de encima diciendo que no hablábamos inglés y el chico se ha ido diviendoselo a todo el mundo en la playa.. tan normal. Me he quedado dándole al runrun en la cabeza todo el resto del día. Por que uno espera que alguien que se cree algo así parezca un descerebrado, un flipado… no alguien normal. Una cosa es la religión y otra cosa es creer en el Apocalipsis con fecha e irse por la playa a contárselo a todo el mundo. Hemos visto por la carretera carteles con esa fecha avisando del Fin del Mundo, pero una cosa es un cartel que lo puede haber puesto cualquier secta de pirados, pero ver a alguien cara a cara y que parezca un chico normal te impresiona. Yo soy respetuoso con las creencias, pero ponerle fecha al Apocalipsis me parece un paso ya demasiado. ¿Cómo alguien se cree eso? Si ya me tengo que concentrar mucho para intentar entender como alguien puede creer en un Dios, no soy capaz de entender como alguien cree que el mundo caduque y se vaya a dar paseos a contarlo…

Mi respuesta racional fue decir, el día 22, cuando el mundo no se acabe ¿Dejarán de creer? ¿Se darán cuenta que era una patraña? Pero Alejandro me ha dado la respuesta y me ha desbarato el hilo de pensamientos, les dirán a todos ¡Dios nos ha salvado! Y todos seguirán creyendo a piés juntillas. Y a preparar la siguiente patraña para matener a fieles acojonados. En fin… el mundo está loco.

La playa es segura, porque no es profunda pero no se puede uno salir de las lineas marcadas con estas señales que ves en la foto, porque hay mucho tráfico de barcos y embarcaciones deportivas y luego la fauna marina, ya sabes, tiburones, que estamos en alta mar en realidad.

Esta es una de las visitas obligatorias cuando venimos a Miami para un día, aunque Javi y yo tenemos muchas ganas de quedarnos un día a dormir allí y hacer un recorrido mucho más tranquilo, parándonos para conocer mejor el camino, que siempre lo hacemos del tirón, pero se ven playas muy chulas y zonas que merecería la pena que conociésemos mejor. Y luego Key West es una ciudad preciosa, con mucha vida, que siempre nos perdemos porque nos tenemos que volver a Miami. Pero es complicado de hacer cuando se viaja en grupo, así que nos lo dejamos de tareas para cuando podamos venir los dos solos.

Y bueno, el mito de Javi negrito se ha caído  el pobre se ha quemado no, achicharrado. Los que somos blanquitos, sobre todo Patricia y yo, nos embadurnamos en protector solar 100, los demás más o menos se echaron algo, pero Javi no se echó nada y se pegó toda la siesta dormido al sol. No nos dimos cuenta, pero cuando ha terminado la siesta, estaba el pobre achicharrado, pero como nunca, no se ha visto él tan rojo… hemos ido a una farmacia a por after sun fuerte, pero le esperan un par de días quemadito. Mari tambien ha terminado con alguna rojez, pero nada comparado con el pobre Javi.

La temperatura del agua es perfecta, agua que no da impresión al entrar, pero que refresca, se puede estar todo el tiempo que quieras. Lo malo es que en algunas zonas del fondo, las que se ven oscuras en las fotos, están llenas de algas y da un poco de asquito….

Después de los días de parques de ver cosa a toda prisa y días a la carrera, nos ha venido genial tener un día de paz y relax en la playa, sin prisa, con solecito para dormir y nada más que hacer.










Auxi, como ves, te lo estamos tratando muy bien, está siendo un viaje genial, pero que sepas que te echa un montón de menos. Me chivo, que ha prometido que te tiene que traer a que conozcas esto. Ya tenemos otro enamorado de Miami y tu serás la siguiente…

Y termino con un video de Javi haciendo el gamba en el agua. A los dos chicos que intento grabar eran indús que al ser rodeados por una bandada de peces, salieron corriendo y nos reimos cantidad.


Y esto es el punto más al sur de los Estados Unidos, a sólo 90 millas está Cuba, de hecho desde este punto se está mucho más cerca de La Habana que de Miami. Los cubanos suelen venir de excursión para estar en este sitio, como añoranza de la isla.

Ha sido un día muy chulo, muy relajante y sobre todo para los chicos ha sido un alucine ver una playa así. Además yo creo que nos hacía falta a todos un día sin prisas y para dormir la siesta. Así que nos hemos ido felices como perdices…

Experiencias relacionadas

8 Opiniones

  1. Marymarisol
  2. Maria del Carmen
  3. ANA
  4. Manuela
  5. Anónimo
  6. Jairo

y tu ¿qué opinas?