La Tienda Apple

No te lo he contado, pero estoy siendo un campeón (de las agujetas) y todos los días me estoy bajando con Javi una hora al gimnasio, sin faltar ninguno. Estoy que me duele hasta pensar, con lo vago que soy las agujetas han venido en avalancha, que parezco un abuelo quejándome de cada movimiento que hago.

Javi ha querido reconocerme el esfuerzo que estoy haciendo y para motivarme me ha regalado el iPod Suffle, el iPod mini para hacer deporte. Así que nos fuimos a una tienda Apple, y esto es lo que te quiero contar, me acordé mucho de Miguel, por que siempre que veíamos algo muy avanzado decía “En España vamos 10 años por detrás“, ayer fui yo el que salí de la tienda diciéndolo y eso que en general no creo que sea así… pero lo de la tienda me dejó loco.
Fue la compra más rápida que he visto. Entramos en la tienda, que es una pasada, toda blanca, llena de los aparatos Apple y llena de dependientes vestidos de azul enseñando a la gente a usarlos, yo embobao mirándolo todo. Se nos acerca un dependiente que si puede ayudarnos, le decimos que queremos el iPod, nos pregunta el color, Javi lo tiene en azul, así que el mio en verde claro y como vamos a pagar, le decimos que con tarjeta, se saca una especie de agenda del bolsillo, escanea con ella el código de barras de la caja, me pide que introduzca mi email y pasa la tarjeta… y ya estábamos en la calle, el recibo de la compra me lo enviaron por email, no pasamos por caja, no hicimos cola para pagar, ni dos minutos en salir con mi nuevo juguete (por cierto, han bajado cantidad, costó unos 35€), no se gastó papel para el recibo y ni bolsa, por que como es pequeño me lo eché al bolsillo. Salimos Javi y yo alucinados, fue rápido, comodo y ecológico. Miguel habría alucinado con esa forma de atender al cliente y vender en segundos.

Experiencias relacionadas

6 Opiniones

  1. Miguel y Rosa
  2. Anónimo
  3. Anita

y tu ¿qué opinas?