Las Falsas Apariencias

Las cosas no siempre son lo que parecen y a veces es bueno que nos lo enseñen para hacernos pensar. Hace tiempo Juana me envió esta escultura y la tenía guardada para un día que me levantase más poético. Se trata de una escultura de la época comunista en la antigua Rusia, la verdad es que si las ves así no dice nada de nada, una escultura más dedicada al trabajo…

Quizá te ayude si te digo que se llama “Sembrador de Estrellas ” y está en Lituania. Y la escultura cambia totalmente cuando llega la noche:

Muchas veces en la vida nos pasa lo mismo, vemos algo y lo juzgamos mal y así sólo conseguimos perdernos cosas cada día. Vuelvo muy poético del viaje, verdad? Pero así doy un poco de la magia de esta escultura al fin de semana 🙂

Experiencias relacionadas

3 Opiniones

  1. Juana
  2. Anónimo

y tu ¿qué opinas?