Metro de París

El Metro de París es otro de los emblemas de la ciudad, se construyó, como casi todo en la ciudad, para la Exposición Universal de 1900. Es uno de los mayores del mundo en cuanto al tamaño de la red y por viajeros. Es la tercera de Euriopa, tras las redes de Londres y Madrid. Para los turistas es una forma muy cómoda de recorrer la ciudad. También está conectado, como suele ser lo normal con las redes de trenes de cercanías. Como curiosidad, la mayor estación del mundo de Metro está en París, es la estación de Châtelet-Les Halles, donde se unen 5 lineas de metro, 3 lineas de trenes de cercanías y en superficie varias de autobuses. El sistema ténico del metro de París ha sido copiado en los metros de Santiago de Chile y México DF. 

En mis otros viajes siempre nos hemos movido siempre en Metro, pero esta vez estamos dándole mucho más uso al autobus de subir y bajar que lo hemos sacado para varios días. Hay una tarjeta que se llama “Paris Visite” que se compra en las taquillas, sólo válida para turistas que te permite tener todos los viajes ilimitados durante uno, dos o los días que compres la tarjeta, es una manera muy recomendable.

Para mi el Metro de París son sus paradas en la superficie, porque las antiguas se hicieron de estilo Art Nouveao por Hector Guimard y para mi tienen ese aire romántico y encantador de la ciudad. La pena es que las nuevas se van haciendo cada vez con un diseño, hasta los logos del Metro, totalmente diferentes y a veces cuesta reconocer lo que es una parada del metro. 
Dime que no son bonitas estas paradas del metro. Las dos farolas son el realidad dos cobras que se levantan protegiendo la entrada al Metro. 
Esta es una de las nuevas entradas que tienen una imagen muy diferente, no es que esté mal, pero para mi no mantiene ese encanto de las primeras paradas. 

No es un metro monumental, es como el de Madrid o cualquier ciudad, no es como el de Moscú, tan espectacular. No es tan sucio como el de Londres, ni tan moderno como el de Madrid. Pero bueno, a mi siempre me han gustado mucho los trenes y el metro, así que me llevo ahora también la experiencia de unos viajes en el Metro. 

Y por supuesto, me encanta, me encanta, me encanta ver animales tranquilamente en los transportes públicos. Ver los perritos en los andenes, como en este caso con el gesto del dueño dándole de beber, que me parece precioso, que los animales entren aquí a todos sitios. 

Hay ineas subterráneas,como es lo normal, pero también tiene lineas de superficie, sobre todo las que pasan sobre el Sena, es normal entre tanto puente ver pasar de repente al Metro. 

Y con toda la envidia de poder usar con los animales un servicio como este en España:

¿Te ha gustado la entrada? ¡Vota!

1 2 3 4 5

Experiencias relacionadas

7 Opiniones

  1. Anónimo
  2. Anónimo
  3. Anónimo
  4. Anónimo

y tu ¿qué opinas?