¡Miami, dulce Miami!

¡Ya estamos en Miami! Cuando hace tantos meses preparamos este viaje, parecía que nunca iba a llegar, pero por fin hemos llegado a nuestro “dulce hogar playero”. No sin incidentes… como suele pasar.

Llegamos ayer a Madrid y nos fuimos a cenar al Kranc, el restaurante argentino que está a la salida de la urbanización y que se come muy bien, se unió al grupo mi tia Josefina. Estuvimos cenando todos despues de una tarde de Wii, que mi tia ha decidido cambiar uno de sus regalos de reyes por la Wii por el pique que tenían las 5 con los juegos de deportes y agilidad.

Estuvimos cenando todos con muchos nervios por las ganas de que llegasemos a Miami.

Y nada más llegar al aeropuesto la pregunta del millón.. nos ofrecen que no embarquemos, por que el avión tiene Overbooking, que si nos quedamos y salimos mañana de viaje nos dan 800€ para volar gratis durante un año… ¿Qué harías? Pues nosotros hemos dicho que si, de hecho ya estábamos organizando un próximo viaje a Alaska.. ya sabes como somos.

Pero al final cuando hemos ido a embarcar nos han dicho que no era necesario que nos quedásemos, que si volábamos, que al final no habían necesitado a tanta gente. Por que habíamos dicho que o los seis o ninguno, no nos íbamos a ir por episodios. Así que si hemos volado.

Lo que se nota son los nuevos inútiles controles. En Barajas se quieren cubrir las espaldas y los controles se han vuelto más estrictos. Tanto lo que hacen normales a todo el mundo, como luego uno especial que se hace a todos los viajeros que van hacia Estados Unidos. Pero es un control chorra, por que te cachean todo el cuerpo, pero tocando tocando.. pero no te miran el equipage de mano, sino que luego te pones en otra fila para que te lo revisen ¿Qué impide que saque algo del equipage de mano y me lo guarde en la chaqueta? En fin.. que ahora toca hacer estas cosas para cubrir las apariencias, pero nos ha parecido una chorrada.


En el avión sin novedades, se puede hacer lo de siempre, no han puesto problemas por los aparatos electrónicos ni te prohiben ir al baño una hora antes de llegar a destino como dijeron en el telediario. En esto no se ha notado nada.

Recomendaciones para viajar a Miami, te sugiero a la llegada: Alquilar coche en Aeropuerto de Miami (alquilerdecochesmania.com) o alquilar coche en Miami (Buscar) o alquilar coche en Miami Beach (Buscar), depende de donde vayas y puedes buscar en varias decenas de oficinas por toda la ciudad. Para llegar Vuelos baratos a Miami : flightsmania.com y para alojarse: Hoteles baratos en Miami (– y lo pagas al llegar al hotel). Guía de MiamiMiamisecreto.com.

Y estas vistas son las que hemos tenido en el aterrizaje, que ha pasado mucho más bajo y mucho mas cerca de Miami Beach de lo habitual. Asi que hemos alucinado con las vistas, por que esta ciudad es tan bonita desde el cielo como a ras del suelo.

Estas islas tan regulares que se ven en la foto de debajo son las que separan Miami de Miami Beach y son las islas privadas donde viven los super ricos y famosos de la ciudad. Son unas islas artificiales, que las construyó un hombre que se hizo millonario con la operación a principios del siglo XX para luego perderlo todo en el crack de la bolsa del 29. Hoy en día son el terreno más caro de Miami Beach.

Y tambien hemos visto Miami, que el downtown es una chulada con todos sus rascacielos, las autopistas… ojalá todos los aterrizajes fuesen como este.

Al llegar a Miami si que el control de pasaporte ha sido más estricto, nos han hecho bastantes preguntas y al final… ¡Se nos han llevado a Pepi a comisaria! No veas que susto nos hemos pegado. Habían pasado el control Javi, Victoria y Conchi y ya se habían ido, sólo estábamos mi madre y yo y dejamos pasar a Pepi delante para que no se quedase sola y al pasar el control de inmigración el policia le pide que le siga, se va de la cabina y se la lleva a la comisaria… ¡Nosotros blancos! El policia volvió, pasamos nosotros el control sin problemas y nos fuimos a por las maletas, que ya las tenían Conchi, Javi y Victoria, que te puedes imaginar sus caras cuando les dijimos que Pepi estaba retenida en comisaria. Estuvimos más de media hora esperándola preocupados, pero ella volvió toda sonriyente de su aventura, la llevaron para leerle mejor las huellas digitales que por su problema en las manos el lector normal no se las pillaba bien.

Luego hemos recogido nuestro coche de alquiler y ya hemos tenido nuestra primera cena miamense ¡Esto empiezaaaaa!

Experiencias relacionadas

7 Opiniones

  1. Marymarisol
  2. Anónimo
  3. carlos
  4. Anónimo

y tu ¿qué opinas?