Miami es mucho Miami

Como te comenté antes de venir a Miami, no sabía muy bien que iba a encontrarme en esta ciudad, salvo la playa no es una ciudad que tengas muchas imágenes de ella, pero te puedo asegurar a estas alturas que es una de las mayores sorpresas que me he llevado como viajero ¡Que ciudad más espectacular! Sólo me he llevado esta sorpresa antes con dos ciudades, Las Vegas, que siempre creí que no me gustaría y ya sabes que estoy enamorado de ella y Berlín, que creí que no tenía nada especial que enseñarme y es una de mis ciudades favoritas de Europa. 
Aqui me está sorprendiendo la variedad de cosas que hay, es una ciudad tremendamente cosmopolita, como Nueva York, hay gente de todos sitios y además TODO EL MUNDO HABLA ESPAÑOL, todos los rótulos  la radio, las tiendas, por la calle.. no se habla el inglés, desde que llegamos apenas hemos hablado inglés con dos o tres personas, todo el mundo habla nuestro idioma, es comodísimo, no sólo porque hay muchísimos latinos, sino por que los americanos aquí lo hablan perfectamente. 

Miami es una ciudad de playa, no nos engañemos, las ciudades con mar tienen un encanto especial, da lo mismo que seas playero o no, pero tener mar de da un «color y un ritmo» especiales, es una ciudad colorista, marinera, pero no de pesca, sino de recreo, gran parte de la ciudad está recorrida por canales y las casas tienen embarcadero por detrás y carretera por delante. Es una ciudad de lujo, los niveles de elegancia y opulencia que se ven por aquí no se ven en muchos sitios del mundo. Es una ciudad moderna, el centro financiero tiene tantos rascacielos como Nueva York, eso te deja impresionado y a mi que eso me gusta muchísimo está haciendo que cada vez me guste más la ciudad, que me haya sorprendido y llevado una imagen más agradable, te puedo asegurad que a esta ciudad tenemos que volver y espero que te vengas con nosotros.

Lo malo, que hay que decirlo, que creo que esta no es la mejor época para venir, no es que haga mucho calor, apenas se pasa de los 30, pero hay mucha humedad en el aire y hace que haga más bochorno, seguro que sólo son un par de meses al año. Tengo ganas de ver esto en invierno, debe ser genial. No es nuestro primer viaje a Florida, hace 6 años estuvimos en Octubre (justo después del 11S) y el clima era perfecto, sobre todo después del frío de Madrid.

Nuestro día ha empezado de la manera más surrealista que te puedas imaginar ¡¡Nos han puesto una multa en el coche de alquiler!! Al mirar por la ventana por la mañana una señorita policía  montada en un carrito de golf nos estaba poniendo una multa en el coche, hemos bajado a ver que pasaba y ¿Adivina el motivo de la multa? Para partirse, ¡Que habíamos aparcado con el coche mirando en sentido contrario a los demás coches! Jamás me imaginé que existiese una ley sobre hacia donde tienen que mirar al aparcar los coches. La multa no es nada, además mola que se paga por Internet, está gente es práctica para todo. Y hablando de coches de alquiler te recomiendo la web alquilerdecochesmania.com con sus páginas de Alquiler de Coches en Aeropuerto de MiamiAlquiler de Coches en MiamiAlquiler de Coches en Miami Beach

Luego nos hemos ido al Wal*Mart, donde pasó lo que te conté de donar sangre. Como al salir estaban bien nuestros héroes  nos dimos un paseo por la tiendas y luego nos fuimos a comer.. a darnos un homenaje más bien, nos fuimos a la «Langosta Roja», el Red Lobster que tanto me gusta, aunque tengo que decir que esta vez cumplí mi palabra, la última vez que estuvimos fue con Miguel y Rosa, Cesar y Mari y Miguel se pidió un plato de carne que le dije que la próxima vez que fuera lo pediría, era «Linguini con Salsa Alfredo y Pollo Cajún a la Parrilla» ¡Y estaba delicioso! Mis padres se pidieron una fuente de toda clase de marisco, una especie de parrillada con langostas, gambas, langostinos, vieiras, cangrejos…. una pasada y Javi pollo a la parrilla, que él en ese restaurante sólo puede ir a por carne.

Luego nos fuimos a descansar, dejamos a los papis durmiendo la siesta y Javi y yo nos fuimos a Dolphin Mall de Miami, uno de los centros comerciales más grandes que he visto, 250 tiendas «normales» y luego unos 10 grandes almacenes tamaño Corte Ingles.. era como no sé donde ir o donde mirar. Estuvimos horas paseando por las tiendas, pero fuimos sorprendentemente buenos, al final sólo compramos en la tienda de vitaminas: Vitamin World, unos encargos que traíamos vuestros de complementos y alguna cosa para nosotros, me compré Alga Espirulina que en España es carísima y aquí muy barata… y poco más. Se ve que estamos madurando eso de no salir con bolsas hasta arriba como siempre :-DD

Luego recogimos a los papis y nos fuimos al Bayside un sitio super chulo, que además lo descubrimos de casualidad, Javi colecciona camisetas de Hard Rock de todo el mundo y mis padres le iban a regalar la de Miami. A la vez queríamos llevarles a cenar al restaurante Bubba Gump, porque Forrest Gump es una de las películas favoritas de mi madre y a mi padre le encanta el marisco y resultó que ambos restaurantes estaban en el mismo centro, el Bayside es unos muelles que se reconvirtieron a lo grande, en centro de ocio, está lleno de tiendas, pubs, discotecas y muchísimos restaurantes, anoche estuvimos viendo música en vivo y había un ambiente super chulo, y eso que era domingo por la noche y los americanos no son muy trasnochadores, pero ahí se ve ese rollito playa que te decía antes. 
Javi tuvo su camiseta, yo aluciné en una tienda que se llamaba «Flags of the World» en la que vendían cualquier cosa relacionada con banderas, que a mi me encantan y cenamos en el Bubba Gump, ya te conté de él cuando fuimos con Ana y Elena en Los Angeles, tienes dos matrículas en la mesa con Run Forrest, que significa que no necesitas nada y Stop Forrest si quieres cualquier cosa y el sistema funciona muy bien. Comimos muy muy bien, yo no pedí pescado, estaba carnívoro y me pedí unas costillas a la barbacoa …. mmmmmmmmmm Y ya te dejo que empieza el día de nuevo.

¿Te ha gustado la entrada? ¡Vota!

Experiencias relacionadas

11 Opiniones

  1. marymarisol
  2. Anónimo
  3. Anónimo
  4. carlos

y tu ¿qué opinas?