Nuestro Día Marinero

Hoy nuestra anfitriona del viaje nos ha preparado un día marinero, hemos empezado la visita quedando en el auditorio de Roquetas de Mar, que es un edificio que me ha encantado, es una mezcla del Guggemheim de Nueva York y el de Bilbao. No te la pierdas en la foto con esa pose… toda elegante para pasar un día de playa.


Nos hemos ido al Parque Natural de Cabo de Gata, donde teníamos una cita en una empresa de submarinismo para hacer una inmersión, hemos estado seis personas en el grupo y ya nos ha considerado “adultos” porque nosotros hemos ido los últimos del grupo, casi por nuestra cuenta. Cabo de Gata es una pasada, hemos visto centollos, erizos blancos, estrellas de mar naranjas y sobre todo peces de colores y algas, es un sitio muy vivo, yo creí que aquí los peces no serìan de colores, que eso era cosa de las aguas tropicales, pero no, hemos visto peces azules y verdes super chulos. No hemos bajado demasiado profundo, no más de 12 metros hoy durante una hora ¡Es la primera vez que hacemos submarinismo en España! La experiencia me ha gustado, el mar no ha acompañado mucho porque había olas, pero esto tiene que ser un sitio para venirse de vacaciones de submarinismo.



Luego nos hemos ido a San José, me he acordado mucho de Cesar y Mari porque ellos veranean allí y es un sitio que les gusta mucho, todo el pueblecito en medio del desierto rojo con las casitas blancas. Hemos estado en el restaurante italiano que se llamado Paolino y es lo que más me ha gustado del día, hasta más que la inmersión, soy así de básico y de tragón, pero es sitio es de lo menos glamuroso, pero la comida es italiana de verdad, con toda la familia de italianos gritones sirviéndote, la pasta excelente y las pizzas como ves en las fotos, tamaño gigante. Hemos comido genial, como no te esperas en un sitio que aparentemente es tan turístico. Hemos ido con Antonio y Jose Javier, dos amigos de Mercedes que nos han acompañado todo el día, son abogados, super majos.


La tarde la hemos pasado en el Playa de Los Genoveses, donde se ha unido a nosotros, Diego, un amigo de Jose Javier, un tio muy majo que estuvo en Estados Unidos de profes de piano en Arizona y nos hemos pasado la tarde de cháchara  nosotros sobre USA y Mercedes sobre música, su gran pasión. La playa de los Genoveses es de las que vas andando cientos de metros y no cubre el agua, así que nos hemos pasado el rato jugando, es una playa enorme, espectacular y no estaba nada masificada, nos hemos ido de todos modos al final, a la zona mixta de nudismo, aunque nosotros no lo hemos hecho, pero es más tranquila.

Y terminamos la noche de cena con Jesus y Juanjo, que os han llevado a un sitio que les pedí que me habían hablado: La Trattoria, es aparentemente cutre, pero la comida es italiana auténtica, hemos comido genial, de verdad. Si vas a venir por Almeria apúntate los nombres de los restaurantes de hoy porque no recuerdo haber comido tan buena comida italiana en ninguna parte, ni en la propia Italia y la verdad es que Almería no es una ciudad nada cara. Más tarde nos hemos ido a la feria, que Almeria está en sus fiestas y hemos ido a ver los fuegos artificiales en el Paseo Marítimo, la entrada de la feria y esa zona, que estaba super animada. Al final tú verás que va a terminar gustándome Almeria…



Experiencias relacionadas

6 Opiniones

  1. Anita
  2. Sonia G
  3. marymarisol

y tu ¿qué opinas?