Paella Navideña

Lo tradicional en la familia siempre ha sido hacer cordero el día de Navida, de hecho en casa de Manoli y Jose Luis hay un horno especial para hacer el cordero, que sale riquísimo. Pero este año se ha cambiado la tradición, no sé de donde ha surgido la idea de cambiar el tradicional cordero… ¡Por una paella! Originales desde luego que hemos sido este año. No hay que hacer siempre lo mismo, a veces es bueno cambiar y sorprender….

Esta es parte de la decoración navideña que tienen mis tios en su casa. Queda como muy auténtico esto de estar en medio del campo, con el frio y la decoración navideña 🙂



Thor y mi padre son los más felices de todos por estar allí, por que a los dos les encanta el campo, por la mañana a primera hora ya estaban los dos camino del campo para volver cargados de setas, espárragos lo que se tercie. Mi padre intenta cogerlos y Thor intenta comérselos… trabajo en equipo.

Y aquí tenemos la famosa paella navideña, le faltaba una decoración típica hecha con pimientos rojos para darle ambiente… me guardo la idea y la propongo para el año que viene, si no me sorprenden con otro plato sorpresa 😀

Hubo dos paellas, mi tio Fernando y mi tio Jose Luis hicieron sendas paellas, la de arriba fue la que nos comimos “los niños” y la de debajo la de los “adultos”. Yo reivindico mi derecho a estar en la mesa de los adultos ¡Soy un hombre casado! Pero nada, mi petición cae en saco roto y me toa comer con todos los primos.

Como estaba la paella no hace falta que te lo diga… la verdad es que entra por los ojos, pero mejor entró por la boca… estaba en su punto perfecto.

De todos modos la comida es algo opcional, se trata de que una vez al año nos juntemos la mayor parte posible de la familia, que aunque casi toda la familia vive en Madrid es raro que nos reunamos todos y muchas veces sabes muy poco de la vida de tu gente, la Navidad es la excusa (nunca mejor dicho en una familia donde no hay casi creyentes) para estar todos juntos un par de días, además conviviendo y ponernos al día de lo que nos hemos perdido de la vida de unos y otros durante el año.

Te puedes pasar un año entero intentando hacer una reunión de a familia, sobre todo en una familia como esta, que somos todos muy viajeros. Pero por lo menos sabes que tenemos este par de días para estar todos. Y jugar a los juegos de siempre, que siempre terminamos jugando a las mismas cosas, je je je je


Una reunión divertida, un par de días sin ordenador, cumplí mi palabra, de dormir, leer y comer.

Cuando la comida terminó yo me vine para Alcobendas, quería trabajar el fin de semana para preparar cosas, que empezamos el año yéndonos de viaje y quiero irme con las “tareas” hechas. La familia se han quedado a pasar varios días más, mis padres se vendrán para pasar Fin de Año aquí en Alcobendas.
Recomendaciones para los amantes de la Navidad:

Experiencias relacionadas

5 Opiniones

y tu ¿qué opinas?