Restaurante Añil

Ayer seguimos nuestra ruta gastronómica por los restaurantes de Cördoba y ayer tocó conocer uno nuevo, después de la experiencia de antes de anoche, que nos costó tanto encontrar un sitio. Javi miró en Internet a ver si localizábamos algún sitio chulo que no conociésemos y ¡Bingo! Dio Javi con restaurante vasco en la zona de El Brillante y reservamos para cenar esa noche con Charo y Anita. El sitio está como escondido, la verdad es que llegamos a la puerta y nos quedamos un poco desconcertados, es un sitio peculiar, no hay un cartel que te seañala donde estás. La sensación es que tienes que conocerlo para poder llegar, de hecho luego el camarero nos insistió mucho en que éra la primera vez que íbamos, se ve que todo el mundo se conoce y que esperaba vernos más por allí.

¡¡Vaya tres modelos que tengo para las fotos!!, una con los ojos cerrados y los otros dos con cara de perro cabreao….. vaya foto, ja ja ja ja ja Lo siento, pero es la única que hice de los tres, así que aunque sea muy mala la tengo que poner 🙂

El restaurante es muy pequeñín, sólo tiene 7 mesas, sólo hay un camarero, un hombre mayor muy majo y divertido. Para empezar nos invitaron a este entrante de salmón crudo macerado y aceite de oliva con eneldo, muy original.

La vajilla era una preciosidad, todos los platos en cerámica de la cartuja, muy elegante. Que Anita dijo que quería de regalo algún día una vajilla de la cartuja, yo te recomiendo mucho antes de la cartuja una de Gabriel de la Cal, que son una pasada, menos recargadas, hechas a mano. Suya es la que le regalaron a la Infanta Elena cuando se casó el Gobierno de Castilla-La Mancha.

El restaurante está decorado con detalles tradicionales, como azulejos y punto de cruz como este. Es un sitio minimalista en general, un sitio que quiere ser tradicional, pero interpretado a lo moderno.
Y la comida… mmmmmmm nos encantó a todos el sitio. Empezamos por una ensalada de mouse de queso y una lasaña de berengenas, que estaba deliciosa, muy suave con láminas de queso de cabra, me encantaría volver allí sólo por ese plato.

Este es el plato que se pidieron Javi, Anita y Charo, escalopines con salsa de mostaza antigua. Según Javi, delicioso, y yo me fio de él.

Y este es mi platazo, uno de los chuletones más jugosos que he comido nunca, una cosa deliciosa, muy bien preparado.

Este es el postre, tarta de queso con esta interpretación, más cremosa, este de Anita y Charo.

Mi tarta que chocolate, tipo brownie con heclado y chocolate caliente.

Y termino con el de Javi, crema de turrón, con esta preparación en plan cremoso, una idea creativa, la verdad. Termino diciéndote que cenamos genial, que además nos reímos cantidad, creo que todos sentimos feeling con el sitio y tengo ganas de volver, te lo recomiendo.
Y otros restaurantes de Córdoba http://www.restaurantescordoba.com.es/

Experiencias relacionadas

10 Opiniones

  1. conchi
  2. Anónimo
  3. Sonia G
  4. Anónimo

y tu ¿qué opinas?