Revelión a Bordo

Anoche nos enfadamos de lo lindo, decidimos saltarnos el protocolo, los americanos son las personas peor vestidas que te puedas imaginar, el sentido del gusto aquí es inexistente, aquí zapatos de vestir con pantalones cortos y calcetines blancos estirados hasta las rodillas son lo más normalito que ves, por lo hablar del bañador con camisa… para las cenas sin embargo se dan unos rollos, como si viniese el rey… nosotros solemos cumplirlo (Donde fueres haz lo que vieres) pero anoche no nos apetecía  era noche «informal» lo que significa que tienes que llevar chaqueta (ojo, con un polo y chaqueta por encima…precioso). Nosotros decidimos no ponérnosla .. y cuando llegamos al restaurante no nos dejaron entrar, dijeron que teníamos que llevar chaqueta obligatoriamente .. ¡cogimos un rebote! Es cierto que nos lo hicieron a nosotros y a un montón de pasajeros más, así que todo rebotados nos fuimos al camarote por las chaquetas, nos las pusimos en la puerta delante de ellos y tal y como cruzamos las puertas (delante de ellos aún) nos las quitamos. El acto de rebeldía quedó en tablas, ellos consiguieron que nos pusiésemos las chaquetas y nosotros comimos sin ellas. Por supuesto cuando lo contamos en la mesa la Marquesa escandalizada empezó que decirnos que teníamos que cumplir con el protocolo…. estuve a un tris de decirle donde se podía meter el protocolo (y la chaqueta). Pero uno es elegante, aunque vaya sin chaqueta, y ni le contesté.

Javi dice: La marquesa nos dijo que eramos unos rebeldes y que no podiamos ser asi, que ya teniamos una edad para saber comportarnos… luego más tarde, empezamos a hablar sobre el desembarco, que si las maletas a las 12 de la noche el dia de antes en la puerta, que si desayunamos a las 8 etc etc etc… la verdad es que es incomodo, tener las maletas hechas el dia de antes, y dejar fuera lo que necesitas por la mañana para guardarlo en una maleta de mano que tienes que llevar por estos pasillos estrechos… pero bueno, es lo unico malo del barco. Aqui mi amiga comenta lo incomodo que es eso, y que ella piensa ser la rebelde y no poner la maleta a las 12, sino a la hora que le de la gana… ante lo cual, digo yo en voz alta «ahora quien es la rebelde, ya veo que no soy el unico» Grabiela y Carlos (los mejicanos) flojos de risa, me mira Carlos con cara de picaro y se rie… je je je

¿Te ha gustado la entrada? ¡Vota!

Experiencias relacionadas

3 Opiniones

  1. MARI CARMEN
  2. Javier M.

y tu ¿qué opinas?