Todo lo bueno se acaba

Todo lo bueno se acaba, pero ¿Ya? Ha pasado el tiempo tan rápido que no nos hemos dado ni cuenta que consumíamos los últimos días de nuestras vacaciones, este penúltimo paso de este largo viaje de dos meses por Estados Unidos se nos escapa. Ya tenemos que despedirnos del “Explorer of the Seas“. Esta noche termina nuestro crucero, mañana volvemos a Miami y en un par de días a Madrid. No me puedo creer que el viaje que tan largo nos parecía se nos termina.
La experiencia de este crucero ha estado genial, Royal Caribbean nos ha tratado muy bien y hemos conocido nuevos países y nuevos destinos. Partí nuestra visita a Puerto Rico en dos entradas, por que luego lo que hemos hecho ha sido navegación y más fotos nuestras en la tumbona al sol leyendo ya son demasiadas. Insisto en “Juego de Tronos” que ya voy por el tercero y vivo sin vivir en mí de la emoción….
Hemos hecho nuevos cursos de doblado de servilletas y nos hemos bañado en el jacuzzi al atardecer, Javi ha seguido yendo al gimnasio y comiendo de maravilla. Elizabeth Nunes ha seguido cuidando de nosotros y con muchos detalles, como este:

Acompañado de una botella de vino blanco delicioso. Y por cierto, ya es otra lectora del Blog. Es bonito ir haciendo nuevos amigos y nuevos lectores por el mundo.
Hoy nos hemos querido despedir del barco con una experiencia muy divertida.
 Haciendo patinaje sobre hielo.

Javi y yo patinamos una vez hace unos años en Disneyland Paris y yo había petinado otra vez en una discoteca hace como mil años. Así que no tenemos ni idea, pero es una experiencia muy divertida. 

Javi con más miedo que vergüenza, porque no he conseguido que se suelte de las barandillas.

Yo que ya sabes que soy más inconsciente , asi que enseguida me he lanzado, aunque no tenga mucha idea.

Esto es como el esquí, más el patinaje de toda la vida y a lo loco, por que se corre mucho más y da bastante más miedo, pero también es más emocionante y se corre mucho.

Javi quiere que cuando estemos en Madrid vayamos más veces a patinar sobre hielo y nos den clases en algún sitio.

Me lo he pasado pipa, aunque los patines destrozan los pies como las botas de esquí.

Con el tiempo me he ido animando y hasta he probado a patinar sólo sobre un pie.

Javi en fin… ha probado a patinar de rodillas, jejejeje El pobre ha terminado cayéndose, pero bueno, es normal y así es como se aprende. Ha sido una divertida despedida de las actividades del barco.

Y como bien sabes no tengo demasiada vergüenza, así que aqui tienes dos videos para que te rías de mi de las “tomas falsas” mias intentando patinar…

Esta vez hemos sido menos rebeldes y hemos ido a la cena de gala, nos dejaron ir sin chaqueta y corbata, así que fuimos. Los americanos les encanta eso de super emperifollarse para las noches de gala. En los cruceros españoles los fotógrafos suelen tener poco negocio. Ya hemos hablado en otros cruceros y nos han contado que sacan lo suficiente para vivir, pero no es un gran negocio. Sin emabargo aquí es un negociazo, hay por lo menos 7 fotógrafos y están todo el día haciendo fotos, en la zona de fotografías hay miles de ellas, todo el mundo se las hace y se visten para ir a una zona donde hay diferentes fondos para posar, es alucinante. 

Así que dando las gracias a la Royal Caribbean y al personal del “Explorer of the seas” por lo bien que nos han tratado, por haber sido sus invitados, nos despedimos del barco, desembarcamos de nuevo en Nueva York, para directamente volver a Miami.

Experiencias relacionadas

10 Opiniones

  1. Anónimo
  2. Manuela
  3. Lola Ariza
  4. Mari Cruz Melero

y tu ¿qué opinas?