Viajeros VIP

El Blog me mete en muchos líos  ya lo sabes, alguno para mal, pero en general casi todos para bien. En este caso ha sido de los de para bien. Hace un par de semanas ya sabes que nos invitaron a la Cena de Orizonia, el mayorista de viajes con el que hemos ido a India. Conté todo lo de la cena, sobre todo desde el agradecimiento del excelente trato que estaba teniendo este mayorista para con Tripmania.

A las 8 de la mañana, en la central de este mayorista, el departamento de comunicación encontró el Blog y la narración de la cena y envió un comunicado interno a los trabajadores de la empresa con el enlace al Blog. A la vez, el Grupo Europa, que ya conoce el Blog, envío a todas las agencias de España del grupo (la reunión había sido sólo para las de Madrid) un email con el contenido de la entrada del Blog. En 24 horas, miles de personas tuvieron acceso al Blog y leyeron lo que yo había escrito. Te puedes imaginar que en Orizonia gustó mucho la forma en la que me refería a ellos. Recibimos varias llamadas, desde nuestra comercial en el mayorista al delegado del Grupo Europa para felicitarme por la entrada y su repercusión. Así a medio día recibimos la llamada clave, era la Directora Comercial para España de Orizonia, que había leído el Blog ¡Y que tenía muchas ganas de conocernos! Así que se vino a la oficina con Concha, con quien estuvimos en la cena. La directora se llama Jacinta y es un encanto, nos pusimos a charlar y charlar, hubo muy buen feeling enseguida. Al final nos preguntó que si con los que íbamos de viaje eran personas de muchas confianza y les dijimos que habíamos ido con ellos a su “Luna de Miel”, así que si… y nos pidió el número de nuestra reserva del viaje y nos dijo que iban a revisar que todo estuviese OK. No somos tontos, sabíamos que algo preparaban…

A la primera mañana en Delhi, el guía nos cogió a la cuatro aparte del grupo y nos comentó que sabía que éramos VIPs del mayorista, que habían enviado un comunicado desde España que tuviesen especial atención a nuestras necesidades y que tuviesen detalles con nosotros en los hoteles. Así que esa misma noche nos encontramos un detalle en la habitación a la vuelta del día de excursión:

Y había una cesta de frutas y un plato de bombones. Fue un detalle super chulo. Que es una tontería, que como vamos a pensión completa, no es un regalo que te haga un apaño para nada, pero es el gesto, el detalle de tener una atención especial por parte del hotel y del mayorista. Nos gustó mucho.

Pero la cosa no quedó ahí. El guía se tomó como algo persona el que teníamos que tener una especial atención y aunque era muy buen profesional y estaba atento a todo el mundo, es verdad que el trato con nosotros siempre tenía un “algo más”, siempre que tenía que anunciar algo al grupo, como un cambio de horarios, un aviso de la hora de la comida, etc primero venía siempre y nos lo decía a nosotros cuatro y luego ya cogía el micrófono y lo anunciaba para todos.

Cualquier cosa que le hemos comentado que queríamos le ha faltado tiempo. Le dije el primer día que quería ir a una farmacia, ya que me habían hablado de unas cremas que venden allí en farmacias que se hacen en el Himalaya que son excelentes y que a España llegan a veces pero a precio de oro, pero en India son asequibles, así que si era posible un día pasar por alguna y me dijo “Ahora mismo si quiere cojo un tuktuk y voy al centro a una farmacia a por ellas“.. yo me quedé todo cortado.

A Sonia le decíamos que era su guía, porque siempre lo explicaba todo mirándola a ella y le preguntaba por todo si lo tenía claro. El otro día pasamos por un pueblecito en el autobús, no paramos ni nada, pasó por la calle principal y había mercado, a todos nos encantó porque era super colorista, muy bonito y se veían cosas que eran solo para ellos. Sonia le comentó a Ignacio que le habría gustado para para poder comprar un bolso que había visto, el guía lo oyo y le dijo “¿Quiere que de la vuelta el autobus y vamos a comprarle el bolso?“. Sonia se puso colorada hasta las orejas.

Asó que ha sido un poco más que un mero detalle en la habitación, que de hecho no nos han dado habitaciones diferentes ni nada a los demás viajeros, ha sido sobre todo la atención del guía la que nos ha hecho sentir un poco especiales durante el viaje.

Esta fue la cesta del Hotel Jaypee Palace de Agra, el peor hotel que he estado en mi vida, pero por lo menos tuvieron el detalle de hacernos este regalito.
Y este el del hotel de Jaipur, que todavía no te he hablado de él y fue un hotel muy chulo. El detalle es modesto, pero nos vino muy bien porque nos apetecieron los plátanos y nos vinieron perfectos.

Así que una vez más, metidos en líos gracias al Blog y consiguiendo cosas chulas gracias al Blog. Pero ha sido una experiencia grata eso de tener un guía tan atento y los detalles de los hoteles, realmente nos han hecho sentir como personas importantes, que es de lo que se trata.

Experiencias relacionadas

7 Opiniones

  1. Anónimo
  2. Manuela
  3. Inés

y tu ¿qué opinas?