Y dale con el dominó…

El sábado por la noche tuvimos una cena memorable, no recuerdo haberme reido tanto en mucho tiempo, tanto fue que llegó un momento que de tanto reírme se me cogió una pinza en la espalda que no me podía ni mover. Fue divertidísimo, con mi prima Fátima contándonos las anécdotas de sus trabajos.

La cena fue obra de Javi y fue espectacular, s lució de verdad, y no lo digo porque sea mi marido, le salió perfecta, para empezar una crema templada de calabacín con queso y luego una carne de lomo a la sal, al horno, con un marinado de salsa barbacoa americana que estaba mmmmmm que se me hace la boca agua, acompañado de puré de patatas.

Después de la cena tocó la partida de dominó cubano que terminó alargándose hasta más de las 4 de la mañana. Cristina arrasó con el juego ¡¡Como no vamos a querer contratarla!! Con el cerebro que tiene, es toda una estratega. Javi y yo segundos y tercero respectivamente, Cesar y Mari los siguientes y para cerrar el marcador los dos hermanos Antoñín y Fátima. De verdad que ese juego con lo tonto que es como engancha, yo creo que podríamos estar todavía aquí jugando. El domingo lo pasamos con tal resaca… pero estamos deseando repetirlo.

¿Te ha gustado la entrada? ¡Vota!

Experiencias relacionadas

8 Opiniones

  1. Anónimo
  2. sonia g
  3. Sonia G

y tu ¿qué opinas?