Circo del Sol: Zumanity

Circo del Sol: ZumanityAyer fuimos a ver Zumanity, en el Hotel New York New York. Un espectáculo del Circo del Sol, exactamente ellos dicen que son “La Otra Cara del Circo del Sol“. Es un espectáculo exclusivamente para adultos. Quiero decir que el lado inocente e infantil que tienen sus espectáculos siempre. Aquí se pierde para para pasar a ser para adultos.

Zumanity de El Circo del Sol

Admito que iba con algo de prejuicio. Esta gente es muy conservadora. Aqui ves algo de carne y todo el mundo se escandaliza. Entonces me imaginé que sería algo solo “sugerente“, poco explícito. Y como nunca he visto el Circo del Sol tampoco sabía qué esperar. Poco menos que chistes de culos y pedos eran mi peor escenario imaginario. ALUCINANTE, es 100% explícito, sin cortarse un pelo. Mantiene el buen gusto por supuesto, pero no se calla nada, no oculta nada. Con límites, aunque estemos en Las Vegas, es Estados Unidos. Pero no resulta puritano ni aburrido.

Circo del Sol para adultos

Es un espectáculo satírico en primer lugar. Tiene un maestro de ceremonias, que es un hombre vestido de mujer. Que está todo rato haciendo comentarios subidos de tono y charlando con la gente del público. Luego el espectáculo en si son danzas, segmentos de danzas sensuales. Lo mejor es que rompe los esquemas, nada de niño guapo niña guapa, que los hay. Pero la mayoría de las actuaciones juegan más con los distintos tipos de personas, sin moldes. Hay un número genial entre una chica y un enano, dos chicas chinas en el agua, dos chicos.  De veras te recomiendo que dediques 5 minutos y veas los vídeos, por que son muy muy buenos.

Zumanity de El Circo del Sol

Circo del Sol: Zumanity

Fueron escenas geniales, dos chicas gordas (sin tapujos) se lo pasan pipa jugando con el protagonista del musical. Y hay toda clase de personajes como un super-cachas stripper, una bailadora acrobática de Hula-Hop, un contorsionista que se dislocaba los hombros y que rotaba las articulaciones 360 grados, una chica sin pecho explica como hacerse unas tetas con una botella de Whisky y unas bolsas de plastico, unos danzarines africanos…. un montón de números, muy divertidos, muy desenfadados. Salimos los dos alucinados de lo que es capaz de hacer una persona con su cuerpo. Hoy veremos otra vez el Circo del Sol, esta vez “0” en el Hotel Bellagio. En todos los grandes hoteles de Las Vegas hay espectáculos geniales que merecen la pena.

Experiencias relacionadas

y tu ¿qué opinas?